Loading

Liderazgo en la transformación digital

La colaboración inculcada entre la Tecnología de la Información y la OT genera grandes resultados en Eli Lilly and Company

En Eli Lilly and Company, las organizaciones de Tecnología de la Información y de OT han trabajo en conjunto durante más de una década para elaborar medicamentos teniendo siempre como prioridad la seguridad y calidad.

Main Image

La colaboración entre la Tecnología de la Información y la OT no es nada nuevo para Eli Lilly and Company, una empresa líder en el cuidado de la salud cuyos productos se comercializan en 120 países.

Mientras en varias compañías aún no se determina si deberían unificar sus organizaciones de Tecnología de la Información y de OT a fin de crear operaciones de fabricación más inteligentes, en Eli Lilly and Company, ese proceso se inició hace más de una década.

Hoy en día, las organizaciones de Tecnología de la Información y de OT de la compañía han desarrollado una sólida asociación con el fin de asistir a las operaciones de calidad y de fabricación con un objetivo en común: elaborar medicamentos que salven vidas teniendo siempre como prioridad la seguridad y la calidad.

Una trayectoria de hace décadas

El trayecto de Eli Lilly and Company hacia la convergencia de la Tecnología de la Información y de la OT comenzó durante las décadas del 80 y del 90. Fue durante esta época que los alcances de la Tecnología de la Información y de la OT comenzaron a expandirse y a superponerse.

Por ejemplo, las soluciones de la Tecnología de la Información evolucionaron del procesamiento de datos y de las finanzas a fin de abordar los requisitos de administración de transacciones en la planta de fabricación. A su vez, la automatización de procesos pasó de constar de controladores digitales e independientes de propiedad a redes integradas que se ejecutan en el hardware de la Tecnología de la Información.

A principios de los 2000, las operaciones de fabricación de la compañía sufrieron accidentes como consecuencia directa de los conflictos, las brechas y las superposiciones entre los dominios de OT y de Tecnología de la Información. Estos accidentes trajeron consigo ciertos problemas, como el cese de la producción y sobrecostos generados por el despliegue de soluciones.

En primera instancia, la automatización de procesos se trasladó de la organización de ingeniería a la de Tecnología de la Información. Sin embargo, tiempo después, la dirigencia tomó noción de que no importa quién informa a quién, sino cómo se comportan.

Se tomaron medidas para definir mejor las áreas de responsabilidad e implementar una gobernabilidad compartida. La dirigencia de ingeniería se unió al equipo de liderazgo de la Tecnología de la Información, a la vez que los directores sénior de TI se pusieron en consonancia con los directores sénior de ingeniería. El sector de TI asumió la responsabilidad de proporcionar servicios de red para la fabricación y asistencia para servidores, a la vez que el de ingeniería hizo lo suyo en ciertas áreas como la de software de control de procesos y la lógica.

“Entre los últimos 10 y 15 años, iniciamos una verdadera asociación, ya sea en proyectos de gestión del ciclo de vida o en actualizaciones que llevamos a cabo, o en la identificación de nuevas tecnologías y lugares hacia los que queremos avanzar”, declaró Dave Sternasty, vicepresidente de Ingeniería Corporativa y de Salud, Seguridad y Ambiente Globales (HSE, por sus siglas en inglés). “Me atrevería a decir que la asociación entre la Tecnología de la Información y la OT es muy sólida y que es un aspecto que consideramos clave para nuestro éxito”.

El poder de la colaboración

En Eli Lilly and Company, desde comienzos de 2010 aprovechan los beneficios de la colaboración entre la Tecnología de la Información y la OT. Por ejemplo, los sectores de Tecnología de la Información y OT trabajaron en conjunto para desarrollar una comprensión de los riesgos de la ciberseguridad industrial, un plan para mitigar riesgos inmediatos y una estrategia continua para la mejor protección posible.

La asociación entre la Tecnología de la Información y la OT también ayuda a impulsar el programa de serialización global de la compañía, que gestiona una solución global para proporcionar localización estipulada por las reglamentaciones para todas las unidades de producto finales. La solución combina los dominios de la Tecnología de la Información y la OT al integrar sistemas de visión, control de alta velocidad, sistemas de gestión de eventos y sistemas de ERP.

“Además, actualmente estamos recopilando una enorme cantidad de datos provenientes de toda nuestra cadena de suministro, que está unificada a la solución de serialización”, declaró Karren Harris, vicepresidenta y jefa de información de Fabricación y Calidad de Eli Lilly and Company. “Estamos buscando maneras de aprovechar esos datos y convertirlos en información para tomar mejores decisiones”.

La compañía también está modernizando su arquitectura de análisis y datos. Esto implica la incorporación de funciones esenciales, como el procesamiento y almacenamiento en la nube y en la periferia, y la Internet industrial de las cosas.

“Estamos muy enfocados en los datos de la planta, en la integración de los datos de la Tecnología de la Información y la OT al nivel de la planta, y en poder convertir esos datos en información para tomar mejores decisiones, ya sea en la planta o en nuestros laboratorios”, comentó Sternasty.

¿Cuál es el próximo paso?

En Eli Lilly and Company, se espera que la materialización completa de su visión de transformación digital tarde al menos 10 años en los centros principales. Esto incluye un ambicioso objetivo de hacer realidad la visión de una planta predictiva para el 2023.

Para asistir en las implementaciones de tecnología, tanto a niveles estratégicos como de ejecución, la compañía establece un vínculo con sus socios principales, como Rockwell Automation y Microsoft, entre otros. También se hace hincapié en la contratación y el desarrollo de trabajadores habilitados digitalmente.

A su vez, por supuesto, continuar desarrollando y ampliando la sólida asociación entre la Tecnología de la Información y la OT seguirá siendo esencial para la transformación digital de la compañía.

“Esta relación data de hace años”, dijo Harris. “Y hoy en día, está en concordancia con el enfoque de equipo de Lily más amplio, en el que creemos que los equipos y las relaciones multidisciplinarios son los que realmente impulsan el éxito. Ese trabajo en equipo es el que nos permite avanzar en nuestra agenda”.

Obtenga más información sobre las soluciones de fabricación de ciencias biológicas

Suscríbase

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas novedades, noticias sobre el liderazgo intelectual e información directamente en su bandeja de entrada.

Recomendado para usted