Loading

Contratista principal de automatización

Soluciones de alcance completo, menos costo total de propiedad, menos riesgos de proyectos

Main Image

¿Desea reducir los riesgos relacionados con su gran proyecto de capital? Un contratista de automatización principal (MAC) puede hacerlo. No importa si se trata de un sector específico, como la energía eléctrica o la instrumentación, o de actividades en colaboración con terceros, como la integración de equipos de OEM, podemos gestionar una pequeña o gran parte de su proyecto, a la vez que coordinamos esfuerzos con el sector de ingeniería, adquisiciones y construcción.


Asóciese con un MAC para grandes proyectos

Los riesgos relacionados con la gestión de proyectos greenfield y brownfield se conocen bien. Es probable que ya los haya experimentado y que no quiera pasar por eso otra vez. Tenemos experiencia en el rol de MAC en grandes proyectos de capital y contamos con métodos comprobados que mantienen bajo control el alcance, los excesos presupuestarios y la mala gestión de proveedores de un proyecto. Podemos ayudarlo a reducir sus riesgos y a finalizar su proyecto a tiempo y dentro del presupuesto. Este cliente lo logró.

No complique la gestión de proyectos, simplifíquela

Para evitar exceder la provisión y el aumento descontrolado, un productor de energía de Norteamérica líder eligió a Rockwell Automation para que sea su contratista principal de automatización. Comenzamos con el diseño e ingeniería de planificación previo y continuamos con las pruebas FAT y la asistencia técnica continua. Gracias a nuestro trabajo durante el ciclo de vida del proyecto, su cronograma se acortó entre 4 y 6 semanas, lo que permitió ahorrar alrededor del 5% del presupuesto.


¿Qué es un MAC OEM?

Cómo usar un MAC OEM en su próximo proyecto de capital

Un contratista de automatización principal es un contratista individual que proporciona servicios de ingeniería destinados a la gestión de la instrumentación, la información y la seguridad de su proyecto. Un MAC OEM va más allá y se involucra en las etapas tempranas del proyecto para trabajar en las dificultades que presentan la conectividad e integración de los equipos modulares. Ayuda a crear estándares técnicos y a trabajar en conjunto con los OEM durante el proceso de fabricación. Un beneficio a destacar de este método es la estandarización. Si se tiene el mismo estándar de automatización en todos los equipos modulares, la integración es más fácil. Se puede acceder a la información con facilidad gracias a que la red y los sistemas están unificados. Con un plan de proyecto bien organizado desde un principio, el proceso es más sencillo y se ahorra tiempo valioso en la puesta en marcha, a la vez que se reducen los riesgos.



¿Quiere comunicarse con un consultor de Rockwell Automation?

Ofrecemos conocimientos profundos del sector para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.