Menores costes con energía empaquetada inteligente

Menores costes con energía empaquetada inteligente

Para la empresas mineras, las ventajas de un sistema empaquetado inteligente de alimentación eléctrica parecen hasta excesivas:

  • Mayor eficiencia
  • Mejor acceso a datos
  • Menor inversión
  • Menores costes operativos

Learn how the information from our portfolio of intelligent motor control can position you to make better operating decisions, improve system performance, and gain operation efficiencies.

Pero ¿qué es exactamente la alimentación eléctrica empaquetada y por qué merece la pena?

Antes de entrar de lleno en el tema, veamos en primer lugar cómo funcionan las e-houses. Una e-house es una subestación de distribución eléctrica prefabricada que se despliega en las minas como sistema completo, totalmente integrado y probado. La distribución eléctrica, el control de motores y el control de procesos están integrados en la e-house mediante una plataforma de sistemas inteligente.

Las empresas mineras pueden ahorrar costes significativos con este enfoque, tanto en la inversión inicial necesaria para sus proyectos como en términos de gasto operativo a largo plazo.

Ahorro en inversión

Al combinar la alimentación eléctrica y el control de procesos se pueden conseguir importantes ahorros en los proyectos. A continuación, se mencionan los dos principales motivos de ahorro:

  1. Sistema prefabricado, probado y validado. Con un enfoque de este tipo, no es necesario ponerse en contacto con múltiples proveedores para asegurarse la provisión de las diferentes partes del sistema, ya que un único proveedor puede ensamblar, probar y validarlo todo antes de instalarlo en la explotación minera. Con una solución empaquetada, los sistemas de alimentación eléctrica y de control llegan como una unidad completa a la mina, lo que reduce el coste y el riesgo de la puesta en marcha y disminuye la probabilidad de desvíos en la planificación.
  2. Sistema conectado. Al no tener que cablear todo el sistema, se reducen tanto los costes extra como la complejidad. Además, se cuenta con una mayor flexibilidad para configurarlo y se pueden añadir nuevos dispositivos cuando sea necesario. Un sistema conectado en red puede ayudarle a ahorrar muchas horas de trabajo de ingeniería y a mantener controlado el proyecto.

¿Quiere calcular el ahorro que supondría para su mina? Pruebe nuestra calculadora gratuita.

 
Ahorro operativo

Gracias a los sistemas empaquetados inteligentes de alimentación eléctrica, las empresas mineras también pueden acceder a los datos sobre su alimentación eléctrica y verlos, además, con el contexto que les proporcionan los datos de control de procesos. De este modo, podrán comprender y controlar mejor sus costes energéticos, los de mantenimiento y los asociados a tiempos improductivos.

  1. Tiempos improductivos. Los operadores pueden realizar el seguimiento de las tendencias de consumo energético y compararlas con los datos de producción y de consumo de cada equipo o área de procesamiento para así identificar y solucionar posibles problemas. Un sistema integrado puede incluso predecir cuándo va a fallar el equipo. El seguimiento de datos como los voltajes y las intensidades de los motores permite al sistema detectar patrones que indicarían que se va a producir un fallo. Por ejemplo, si se detecta un uso de energía anormal en un molino, esto podría indicar un fallo próximo en el equipo y sería posible enviar a un técnico a investigar antes de que este se produjera.
  2. Mantenimiento. Siempre que un equipo falle, un sistema inteligente ofrece a los operadores los datos eléctricos necesarios para identificar su causa raíz, lo que facilita enviar el técnico adecuado, y con las herramientas apropiadas, a hacer la reparación. Estos sistemas también admiten el acceso remoto, por lo que los expertos pueden aconsejar y ofrecer directrices sobre las reparaciones sin estar presentes físicamente, lo que reduce los costes de mantenimiento.
  3. Costes energéticos. La integración de los sistemas de control de procesos y los de alimentación eléctrica permite reducir el coste energético en todos los activos de la mina y acceder a datos sobre dicho coste global, correlacionándolos además con el rendimiento de la producción.

A medida que las empresas mineras siguen su viaje en pos de la mina completamente conectada, cada vez es más importante para ellas contar con la tecnología apropiada. Un sistema inteligente, con los datos energéticos unidos al control de procesos, puede ayudar a los trabajadores de la mina a reducir el impacto de los tiempos improductivos en el resultado neto. Ya se trate de una nueva instalación o la actualización de una existente, un sistema empaquetado inteligente de alimentación eléctrica puede reducir los costes del proyecto, tanto en la puesta en marcha como a largo plazo.

Obtenga más información sobre cómo la alimentación eléctrica empaquetada inteligente puede ayudarle a sacar el máximo partido a la tecnología digital y a la conectividad Ethernet.

Joe Matheys
Publicado 21 Marzo 2019 Por Joe Matheys, Product Specialist, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.