Soluciones de un solo uso: una nueva economía... si se implementan bien

Soluciones de un solo uso: una nueva economía

Desde principios de los 2000 el modo de fabricar los medicamentos ha cambiado mucho, aunque ahora asistimos a un cambio de paradigma completo en el seno de la industria farmacéutica. En la actualidad, esta industria muestra un creciente interés en el uso de tecnología móvil de un solo uso y está impulsando la fabricación flexible.

Al mismo tiempo, observamos que el internet de las cosas (IoT) y la Industria 4.0 son cada vez más importantes para que la fabricación global siga teniendo éxito y continúe siendo competitiva. Pero ¿qué impacto tendrá la Industria 4.0 en el sector farmacéutico y, en concreto, en la manera de fabricar los medicamentos?

Hace unos tres años comencé a interesarme en la "Instalación del futuro" y, desde entonces, hemos estado trabajando internamente y externamente en el desarrollo de soluciones de automatización que ayudaran a los clientes a afrontar los retos que el concepto traía aparejados.

En este blog, me gustaría explicar el impacto que están teniendo los avances en este campo, como la tecnología de un solo uso, en el proceso de fabricación biofarmacéutica primario y la evolución que presenta la tecnología de automatización para implementar el concepto de "Instalación del futuro".

Por una parte, gracias a la maduración de los sistemas basados en el internet de la cosas industrial (IIoT) y preparados para la Industria 4.0, observo que las empresas están solicitando procedimientos de fabricación más ágiles y flexibles para satisfacer el impulso que presenta la industria hacia medicinas más personalizadas. Y, por otra, los fabricantes solicitan soluciones más competitivas capaces de satisfacer los retos en cuanto a regulación y seguridad.

Estos factores, junto a la tendencia creciente de crear instalaciones de fabricación más pequeñas y ágiles y más próximas a los clientes, están llevando a los fabricantes a hacer un uso extensivo de equipos de un solo uso que puedan reconfigurarse con facilidad para fabricar varios productos diferentes. Además, los fabricantes buscan soluciones escalables y repetibles que puedan desplegarse en una instalación concreta y más tarde en muchas otras, minimizando así la inversión y reduciendo el tiempo de lanzamiento al mercado.  Un concepto conocido como la "Instalación del futuro".

Es cierto que los equipos de un solo uso llevan años utilizándose en la industria, pero la diferencia fundamental entre una instalación del futuro y las instalaciones híbridas es que, a diferencia de lo que sucede en estas últimas, en la instalación del futuro no existen equipos fijos y, en consecuencia, los procesos pueden reconfigurarse con facilidad por completo.

¿Puedes mantener el ritmo ante las necesidades y personalización de los consumidores? La Transformación Digital es la base para hacerlo

Por otra parte, otro concepto, el de "un lote específico para cada uno" también está cambiando totalmente las economías de escala de la industria, economías ampliamente respaldadas por el sector farmacéutico durante años. No obstante, para convertir dichos conceptos en realidad, las empresas farmacéuticas tienen que desplegar una tecnología capaz de sacar partido a todas y cada una de las capacidades que un sistema de automatización y de procesos completamente integrado y conectado puede ofrecerles.

La tecnología de un solo uso ayuda a afrontar este reto a muchos de nuestros clientes, pero los retos y las demandas que implica son mayores que los de las instalaciones tradicionales de fabricación. Por ejemplo, con este tipo de tecnología, las instalaciones deben ser capaces de fabricar varios productos, de sacar partido a los consumibles de un solo uso y de contar con arquitecturas ágiles y plug-and-play para que los cambios de productos sean tan rápidos, eficientes y económicos como sea posible.

Para satisfacer las demandas de las instalaciones flexibles y móviles, las soluciones de un solo uso deben poner el foco en las capacidades operativas y en la agilidad del hardware. Cualquier ahorro en tiempo y esfuerzo en los cambios de lote se verá reflejado en el rendimiento financiero global del sistema. En la fábrica del futuro, los clientes necesitarán que sus equipos tengan absoluta movilidad, algo nada fácil de conseguir cuando hay que mover físicamente cargas de más de 500 litros. Esta movilidad, además, hace necesario que los equipos modulares de cualquiera de los proveedores puedan comunicarse entre sí e integrarse con facilidad en un sistema de control de procesos centralizado. De hecho, cualquier retraso en el procedimiento –ya sea por la aparición de alarmas o por una gestión manual ineficiente– aumentará el coste de la tirada del lote.

También señalamos a nuestros clientes que deben tener en cuenta el aumento de complejidad que implica el trabajo en una instalación completamente móvil. En la fabricación de cualquiera de estos lotes, es necesario que un operador realice hasta 900 conexiones individuales, lo que implica que, incluso realizando con éxito el 99 % de las mismas, nueve errores seguirán estando presentes, cualquiera de los cuales puede provocar que el lote falle. Para guiar a los operadores en la conexión de estos tubos de un solo uso, se han desarrollado varias soluciones que utilizan un soporte gráfico para que así puedan visualizar fácilmente la instrucción de trabajo. A medida que los operadores se vayan viendo más implicados en la configuración de estos procesos —con cambios cada vez más frecuentes— cada vez será más importante sacar partido a la tecnología para guiarles en la configuración y el funcionamiento y ayudarles a minimizar los posibles errores. Para conseguirlo, es vital que los equipos modulares de un solo uso no funcionen de forma independiente y puedan conectarse en red y comunicarse con otros similares y con sistemas MES y de control de procesos centralizados. 

Cuando nuestros clientes hablan con nosotros, son muy directos sobre estos y otros desafíos y siempre nos piden que les ayudemos a desarrollar las soluciones más efectivas posibles. Este cambiante panorama está redefiniendo sin lugar a dudas el modo de operar de la industria, pero el sector puede aprender de otros, como el automotriz, con suficiente experiencia en control preciso y auditable de las interacciones de los operadores o de otros que ya han adoptado el mismo concepto móvil y plug-and-play.

Desde mi punto de vista, la automatización debe mejorar y no obstaculizar los objetivos generales del concepto instalación del futuro. Gracias a nuestra experiencia analizando los requisitos de los clientes y desplegando soluciones capaces de satisfacer sus exigencias más difíciles, nos encontramos en una posición privilegiada para ayudar a definir la hoja de ruta para el futuro. Un futuro en el que los datos son lo más importante y los pacientes pueden obtener los cada vez más complejos tratamientos que tanto necesitan sin que la economía o la tecnología se interpongan en su camino.

Billy Sisk
Publicado 18 Junio 2018 Por Billy Sisk, Life Sciences Industry Manager EMEA, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.