Realizar el viaje hacia la modernización en la minería

Realizar el viaje hacia la modernización en la minería

En el mundo de la automatización, las operaciones mineras están en un estado de alerta constante para minimizar riesgos en las personas, mejorar la seguridad medioambiental e impulsar la eficiencia.

Estas nobles metas en las cuales hoy es esperable que un sistema tecnológico brinde valor agregado, están empezando a convertirse en una realidad a medida que se desarrollan nuevas tecnologías.

Con una visibilidad y control en tiempo real completos,  el progreso  puede   superar sus expectativas operacionales.

Ahora no se puede negar, la presión para integrar la producción con los sistemas administrativos es una tendencia en franco aumento.

Con la oportunidad de habilitar mayor visibilidad en los niveles de inventario, disponibilidad de los activos más críticos v/s índices de producción y otra información gerencial, no es de extrañar que muchos vean esto como el primer paso hacia una operación minera mejorada.

Para progresar hacia estas capacidades, primero necesita dar un paso en la dirección correcta, ¡su viaje comienza aquí!

Para comenzar su recorrido hacia la modernización necesita empezar con una autoevaluación. Sin dudas, su empresa debe tener aspectos que funcionan bien y otros que no.

Esto es natural en cualquier operación minera. Quizás la obsolescencia de equipos y falta de tecnología reducen la capacidad de alcanzar las metas a la velocidad deseada.

O quizás las nuevas regulaciones lo obligan a gastar dinero solo para mantenerse al día.

Si estos problemas no están disminuyendo su desempeño, entonces la dinámica de la fuerza de trabajo y las condiciones del mercado harán que, por lo menos, la rentabilidad y eficiencia sean un desafío.

Cualquier dificultad que enfrente, si sigue haciendo lo que siempre ha hecho, seguirá obteniendo lo que siempre obtuvo y nunca cambiará nada.

A nadie le gusta caminar siempre en círculos, pero el progreso requiere la voluntad de explorar.  Los momentos complejos ofrecen oportunidades para el desarrollo y perfeccionamiento.

La integración de tecnología, personal y procesos,  le permitirá operar con mayor seguridad, eficacia y rentabilidad en condiciones de mercado potencialmente difíciles, con una cultura orientada a las buenas prácticas, la innovación y la mejora continua.    

Para un progreso real, se deben evaluar una serie de aspectos, como la cultura de cambio, la integración de las áreas, el alineamiento de los objetivos, la obsolescencia de equipos y sistemas y cómo la oferta del mercado se ajusta a las nuevas necesidades de la industria.

La conectividad tiene un impacto directo en la eficiencia operacional y permite identificar todas las oportunidades en las que se puede lograr mejor utilidad.

A medida que realiza su viaje hacia la conectividad total, es probable que vea a pares de diferentes industrias tomar caminos similares.

Para muchos, el destino es el mismo; mejorar la  eficiencia operacional. Los activos inteligentes permiten  a los operadores acceso a la información en tiempo real, lo que facilita tomar mejores decisiones en su camino hacia un mejor desempeño operativo y comercial.

A menudo, la calidad y la pertinencia de esta información ayudan a prevenir las interrupciones que causan tiempo improductivo y ponen en peligro a las personas y el proceso.

Estos avances se suelen calificar de manera diferente en cada sector. En minería, comenzamos a hablar del concepto Connected Mine (Mina Conectada), cuando todos los aspectos operativos de la planta se encuentran conectados y visibles, desde las personas y los procesos hasta los dispositivos móviles, los activos movibles y los equipos que trabajan de manera fija.

En este escenario ideal, las personas responsables de tomar decisiones tienen la información correcta en el momento oportuno, lo que genera una producción más eficaz, consistencia a lo largo del proceso y un mayor valor los activos.

La clave para llegar a este destino y aprovechar estos beneficios se encuentra en vencer los obstáculos producidos por la obsolescencia presente en diversos aspectos, la cual puede estar asociada a los sistemas de control y de información, las estructuras de redes, las herramientas tecnológicas con las que cuenta el personal, los equipos mecánicos y muchos otros que deben ser acotados de manera seria antes de implementar un plan de mejora.

Como todo en la vida, el camino hacia la modernización se trata de dar un paso a la vez, entendiendo que es irreal pensar en un cambio radical en operaciones existentes, sobre todo aquellas con varios años de funcionamiento.

La migración en fases permite a los operadores seguir manteniendo la producción y cumplir con los objetivos, mientras se avanza en mejoras parciales que permiten demostrar el beneficio real del uso de la tecnología para apoyar a la operación.

Para empezar su viaje hacia Connected Mine y saber más sobre cómo las empresas están cambiando su enfoque hacia las operaciones de minería, visite nuestro sitio web de soluciones para la minería.

Jose A. Beas
Publicado 1 Agosto 2017 Por Jose A. Beas, Mining Industry Manager Latin America, Rockwell Automation
  • Contacto:

Últimas noticias

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Suscríbase

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.