Liderazgo a través del cambio: dotes de liderazgo

Liderazgo a través del cambio: dotes de liderazgo

En mi último blog, describí cómo está cambiando el mundo y expuse algunas ideas para poder prosperar en una época de cambio exponencial. Es un buen punto de partida para este blog porque describe la naturaleza y el impacto de los cambios que se están produciendo en el mundo actualmente, tanto en el ámbito social como en el empresarial.

Esta vez, quiero desviar la atención del entorno en el que operan las empresas al entorno dentro de la empresa. Naturalmente, ninguno de los ellos está aislado, sólo se trata de una forma práctica de dividir el tema entre los dos blogs. Así pues, vamos a centrarnos en la estructura de su empresa y en su activo más importante: el personal.

El líder en capacidades

Hace unos meses, Uwe Kueppers publicó un blog en el que comparaba la velocidad de cambio en capacidades que se necesita en la industria con la ley de Moore. Argumentaba que, en esta época de cambios, las capacidades que se necesitan ahora en la industria son diferentes de las que adquirimos cuando estudiábamos y que las capacidades del futuro serán diferentes de las que podemos enseñar actualmente. Esto significa que una habilidad vital de su organización es la capacidad de seguir aprendiendo. Por lo tanto, es importante crear un entorno de aprendizaje permanente dentro de la empresa.

En este aspecto, la industria puede aprender un poco de los nuevos enfoques que se están aplicando en educación. Mi hija pequeña, por ejemplo, ha recibido lecciones en el colegio que no se parecen en nada a lo que recuerdo de mi etapa escolar. Se centraban en aprender a aprender.

Cada estudiante tenía que buscar dos temas que pudiera aprender por sí solo. Algunos eligieron idiomas, otros sistemas de programación, incluso alguno buscó soluciones técnicas para juegos. Los estudiantes llevaban un diario de sus experiencias para describir cómo se las apañaban para encontrar materiales de aprendizaje, lo que aprendieron y cómo lo aprendieron.

Kevin Carpenter publicó recientemente un blog que es una lectura excelente sobre este tema: Cómo saber si su empresa valora la diversidad y la integración.

En el ámbito de la empresa y en una época de cambios, otorgar poder al personal y animarlo a desarrollar y guiar su propio aprendizaje ayuda a garantizar que la empresa conserve y aproveche al máximo el talento, al mismo tiempo que fomenta las capacidades que necesita para prosperar.

El líder colaborativo

Este liderazgo se explica por sí solo, pero merece la pena mencionarlo como faceta esencial de un liderazgo sólido en la actualidad. En el pasado, el liderazgo solía ser menos flexible y poco abierto a nuevas ideas. Ha cambiado en gran medida, pero todavía se puede ver quién es el líder. Sigue habiendo empresas que enfocan el liderazgo de forma rígida, de arriba abajo.

Pero las mejores empresas, las más adaptadas a los tiempos de cambio, tienen un liderazgo mucho más colaborativo. Un enfoque más colaborativo brinda la capacidad de desplegar los cambios más rápidamente, fomenta la utilización de métodos más orientados a tareas, proyectos y soluciones, y otorga poder al personal de la empresa para ayudarla a avanzar. Aun así, esta estructura menos rígida necesita un liderazgo sólido: la ética empresarial y una visión firme ayudan a asegurarse de que todo el mundo empuje en la misma dirección.

El líder cultural

Fomentar una cultura de integración no es solamente justo, sino también conveniente. Y el motivo es que los diferentes puntos de vista, experiencias vitales y orígenes mantienen el dinamismo de la empresa. En un entorno abierto y colaborativo, la gente puede representar esa ventaja competitiva tan importante. No cabe duda de que un equipo más diverso logra mejores resultados. Además crea un mejor entorno de trabajo y una plantilla más feliz, que a su vez atrae más talento a la organización.

Implementar una cultura de integración no implica sólo operar dentro de los reglamentos en materia de raza, religión, edad y género. Hay algunas verdades sobre la integración que pueden resultar incómodas, por ejemplo, las relativas a los prejuicios inconscientes. Asumir un enfoque positivo de la integración que provenga de arriba, de los líderes de la organización, es vital a la hora de crear un entorno verdaderamente integrador. Kevin Carpenter publicó recientemente un blog que es una lectura excelente sobre este tema: (Cómo saber si su empresa valora la diversidad y la integración).

El líder adaptativo

He mencionado que, en el pasado, el liderazgo era más rígido y autoritario. Entonces, un alto cociente intelectual (IQ) era el activo más valorado en un líder. Recientemente, se puede constatar que la balanza se ha inclinado hacia el denominado cociente de inteligencia emocional (EQ).

Este cambio de equilibrio implica que los líderes de éxito logran mucho más porque dan rienda suelta a las capacidades combinadas de su personal. Recientemente tuve el placer de escuchar a Amin Toufani hablando sobre el valor del cociente de adaptabilidad (AQ). [Puede ver una presentación similar aquí].

Amin describe muy bien la capacidad de ser flexible ante los cambios: “Si el mundo cambia de forma rápida y exponencial, la capacidad de adaptarse a ese cambio es el mejor presagio del éxito”. Y lo que es más importante, cualquiera puede entrenar su adaptabilidad. Por lo tanto, mejorar esta habilidad clave está en su mano y el liderazgo de su organización es completamente viable.

Tener éxito como líder en una época de cambio exponencial requiere asimilar el propio cambio. Requiere observar los cambios del mercado y buscar en la organización para adoptar buenas prácticas que otorguen más poder al activo más importante: su personal.

El cambio ha llegado. Los líderes que deseen y puedan adoptarlo prosperarán.

Thomas Donato
Publicado 10 Septiembre 2018 Por Thomas Donato, President, EMEA, Rockwell Automation
  • Contacto:

Blog

Queremos mantenerte al día con lo que está sucediendo en tu industria. El Blog de Rockwell Automation es una plataforma para nuestros empleados y bloggers invitados para compartir temas en tecnología y la industria.