En una Connected Enterprise las representaciones digitales de activos y operaciones ofrecen una hoja de ruta de mejoras

Digital Twin y Digital Thread

Una empresa digital conecta los activos, los sistemas y los procesos de toda la organización. Pero para sacar todo el partido posible a la transformación digital, es necesario contar con un medio de visualizar el funcionamiento conjunto de todos esos componentes cuando los datos fluyen por todo el ecosistema industrial. Una Connected Enterprise cuenta con dos pilares digitales para hacerlo:

Digital Twin

Poder observar una representación digital de los sistemas, flujos de trabajo, procesos, controles y máquinas de una empresa permite mejorarla con experimentos y ensayos virtuales sin los riesgos asociados al mundo real. El proceso podría comenzar en el desarrollo de productos, pues se podrían probar digitalmente las configuraciones de maquinaria antes incluso de contar con los activos físicos, una excelente manera de reducir o eliminar el coste asociado al rediseño de equipos y prototipos.

Y, con una configuración de este tipo, los gerentes, los trabajadores y el personal de mantenimiento de las plantas, utilizarían esa representación digital para aprender a operar con seguridad el equipo y a mantenerlo, incluso antes de que el equipo físico estuviera disponible. También podrían ver cómo diagnosticar y resolver problemas asociados a los procesos y las máquinas y cómo realizar cambios de producto rápidos para mejorar la productividad y el tiempo activo de la planta. En productos complejos, Digital Twin también podría utilizarse para determinar las configuraciones más rentables y efectivas para la secuenciación y planificación de volúmenes y mezclas. Y, una vez se instalara el equipo físico, Digital Twin podría recopilar las cadenas de datos de los dispositivos y controles inteligentes incorporados en el mismo y aportar el conocimiento necesario para mejorar los flujos de trabajo y su rentabilidad.

Digital Thread

Digital Thread ofrece una representación virtual del movimiento de los datos en el seno de una empresa. Gracias a su detallada perspectiva sobre la información de las operaciones, el personal podría analizar los flujos de datos entre procesos y, profundizando en la jerarquía de la información (p. ej., línea, equipo, sensor), descubrir qué está ocurriendo, qué funciona y qué elementos están desconectados en la Connected Enterprise.

Si, además, se le añaden análisis de Digital Thread a los sistemas MES y ERP, puede mejorarse la gestión en toda la cadena de suministro y automatizar el envío de instrucciones de trabajo a los operadores, el muestreo para el control de calidad y la petición a los suministradores de reposiciones de materiales y componentes. Digital Thread también podría documentar las acciones realizadas y los eventos que se han producido de cara a la conformidad regulatoria (p. ej., en sectores como el farmacéutico, el aeroespacial y el automotriz) y para crear especificaciones de cliente con gran nivel de detalle.

La creación de una imagen digital de su planta y del flujo de información que circula por ella puede proporcionarle un conocimiento básico para mejorar la gestión cotidiana. Pero el siguiente paso —sacar partido a estas representaciones digitales con el big data, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial— puede ayudarle a conseguir mejoras mucho más relevantes.

¿Está listo para digitalizar su proceso de toma de decisiones?

Beth Parkinson
Publicado 27 Agosto 2018 Por Beth Parkinson, Market Development Director, Connected Enterprise, Rockwell Automation
  • Contacto:

Blog

Queremos mantenerte al día con lo que está sucediendo en tu industria. El Blog de Rockwell Automation es una plataforma para nuestros empleados y bloggers invitados para compartir temas en tecnología y la industria.