Cinco maneras de superar sus desafíos operacionales

Cinco maneras de superar sus desafíos operacionales

La posibilidad de que se presente un fallo, ya sea de hardware, de software o de una aplicación que combine a ambos, así como la preocupación de que se interrumpa la producción, representan inquietudes que atormentan tanto a gerentes de plantas como a ingenieros de producción. ¿Cuál es el estado de sus activos de OT? ¿Puede solucionar un problema en tiempo real? ¿Sabe cambiar un activo? ¿Puede volver a poner las cosas en funcionamiento y mantenerlas el funcionamiento?

El intento de pronosticar y evitar el tiempo improductivo no programado así como el de reducir el tiempo de resolución en caso de averías hacen que la lucha contra el tiempo improductivo parezca interminable.

Gracias al ritmo acelerado de avances y desarrollos tecnológicos, y el efecto de la carencia de destrezas, el tiempo improductivo se hace cada vez más costoso. Efectivamente, algunas fuentes estiman que el costo del tiempo improductivo solo en la industria de procesos global podría llegar a los US$20 mil millones por año. Las exigencias de hacer más con menos han aumentado de manera vertiginosa. Esto resulta en operaciones continuas. El tiempo improductivo es el enemigo de la fabricación 24/7. Por tanto, el fabricante moderno tiene que tomar medidas tanto proactivas como reactivas en lo que concierne a la eliminación de eventos de tiempo improductivo.

Evitar y reducir el tiempo improductivo a corto y a largo plazo también implica la superación de los desafíos operacionales afines.

Tres desafíos operacionales principales

Muchos fabricantes entienden los inconvenientes relacionados con estos desafíos y la interdependencia de ellos. La falta de personal debidamente capacitado impide la gestión de la convergencia de IT/OT y de las consecuencias de puntos débiles de ciberseguridad a fin de superar los riesgos de seguridad y de tiempo improductivo.

  • Carencia de destrezas. La carencia de destrezas industriales es profunda y, frecuentemente, difícil de resolver. La tecnología y los requisitos laborales crecen cada vez más; sin embargo, escasean los trabajadores capacitados para ocupar las vacantes. A menudo los fabricantes no pueden contratar al personal debidamente adiestrado para llevar a cabo las operaciones del día a día. No obstante, la identificación y la resolución del problema provocado por la carencia de destrezas de su personal siguen siendo un aspecto clave de sus objetivos comerciales. En este contexto, los terceros proveedores pueden ayudar a proporcionar capacitación, asistencia técnica remota o servicios adicionales.
  • Convergencia de IT/OT. Es importante entender la interacción de IT y OT en la planta. De igual importancia es el personal experto que entiende tanto la IT cómo la OT. Muchos fabricantes tienen empleados expertos de TT y OT, pero hay pocos con especialistas de IT/OT que poseen la combinación adecuada de destrezas y conocimientos para trabajar en el ambiente de fabricación manufacturero dinámico. Los expertos que trabajan a su lado para combinar los conocimientos de aplicaciones de OT y la tecnología de IT lo pueden ayudar a evitar averías y problemas que dan lugar al costoso tiempo improductivo.
  • Ciberseguridad. Muchos fabricantes subestiman la posición que deben asumir ante la seguridad. La prioridad debe ser la incorporación de protección de seguridad en todos los aspectos de sus actividades, desde componentes individuales hasta la totalidad de su planta. Si la planta está conectada, hay que protegerla. La convergencia de IT/OT ha contribuido a descubrir puntos débiles en el ambiente de OT, sobre todo en el caso de tecnología y aplicaciones anticuadas. Por ejemplo, los parches de OT son esenciales, pero a menudo los fabricantes no les dan la debida importancia. Como resultado, estos fabricantes no perciben su exposición a vulnerabilidades.

La tarea de superar estos desafíos puede resultar complicada y difícil, pero el esfuerzo vale la pena. La tecnología sigue evolucionando y se logran avances importantes en torno a la fabricación inteligente y la productividad operacional. En lo que respecta a los fabricantes, esto implica también un nivel muy alto de competitividad. La capacidad de adaptarse a estos desafíos no solo lo ayuda a preparar su planta para el futuro, sino que también puede otorgarle una ventaja competitiva.

¿Qué pasa si no puede encontrar empleados adecuadamente capacitados para ayudarlo a satisfacer estas necesidades apremiantes? ¿Qué pasa si no obtiene el visto bueno de la dirección para contratar a personal adicional o para invertir en tecnología? Cada vez más fabricantes acuden a servicios administrados por terceros proveedores para obtener acceso a competencia distribuida y tecnología industrial no disponibles directamente en la planta.

Cinco maneras en que la gestión remota puede ayudarlo

  1. Centro de datos. Una faceta clave de su ambiente de fabricación dinámico es la infraestructura de la aplicación, que está definida principalmente por hardware, como por ejemplo, centros de datos. Representa una necesidad apremiante para mantener la operación, la seguridad y la adaptabilidad de estos activos respecto a operaciones robustas y continuas. Esto requiere el monitoreo activo y la administración proactiva del centro de datos por parte de expertos que entiendan tanto el hardware de IT como las consecuencias de las decisiones tomadas que afectarán el rendimiento de las aplicaciones. Un tercer proveedor puede desplegar de manera remota y distribuida a expertos en la materia, para ayudarlo a mantener estos activos críticos sin necesidad de contar con recursos internos.
  2. Activos de aplicación. Las aplicaciones son variadas y complejas, compuestas de una amplia gama de hardware y software que funcionan para satisfacer el aumento de la demanda de producción. Durante su ciclo de vida, estas aplicaciones siguen evolucionando en función de la tecnología y abarcan múltiples versiones de hardware y software para integrar lo anticuado con lo nuevo. La retención de conocimientos profundos de aplicaciones para llevar a cabo las operaciones del día a día es esencial a fin de lograr los objetivos empresariales deseados. El desarrollo del potencial de sus activos de aplicación y el mantenimiento de la disponibilidad de aplicaciones exigen una amplia experiencia en la industria así como conocimientos profundos de la aplicación, complementados con una administración proactiva de modificaciones de mantenimiento. Aproveche los conocimientos de un tercer socio proveedor para sacar partido de la experiencia de dominio remota que fomenta y mantiene aplicaciones críticas, así como tecnología que puede monitorear tags y parámetros de sistema críticos con el fin de minimizar los riesgos de tiempo improductivo y mejorar la explotación de los activos.
  3. 3. Detección de amenazas. Con la convergencia del ambiente de OT y la red empresarial, se han difundido ampliamente noticias sobre el riesgo que corren los sistemas de control industrial durante recientes incidentes de gran escala. El monitoreo constante del software detector de amenazas que contextualiza y establece las prioridades de las alertas constituye un elemento imprescindible para preservar la protección contra amenazas. Un tercer proveedor con experiencia en el ambiente de OT y profundos conocimientos del panorama actual de amenazas puede ayudarlo a identificar rápidamente las amenazas en su ambiente y a la vez filtrar alertas a fin de brindar una respuesta focalizada.
  4. Dispositivos de firewall. La seguridad debe estar incorporada en todo lo que se haga en sus instalaciones, tanto en las metodologías activas como en las pasivas. Una de las principales medidas de seguridad activas es el despliegue y el mantenimiento de dispositivos de firewall, los cuales representan una combinación de hardware y software utilizados para crear un “foso digital” para sus ambientes de redes internas. Estos dispositivos se deben mantener actualizados y en funcionamiento continuo para garantizar un alto nivel de seguridad. Un tercer proveedor puede ayudar a monitorear el dispositivo y proporcionar la administración remota a fin de permitir el funcionamiento optimizado e ininterrumpido de un ambiente seguro.
  5. Ambiente de redes. El ambiente de redes es el pilar de una operación de fabricación moderna ya que proporciona las capacidades de transmisión de datos que permiten el intercambio de información y comandos a través de toda su estructura de automatización. Es necesario mantener el funcionamiento ininterrumpido de estos activos para garantizar la rápida y correcta ejecución de las actividades de sus aplicaciones. Acuda a un socio que pueda ofrecerle la especialización industrial y la capacidad de monitoreo necesarias para conservar un alto nivel de disponibilidad a fin de minimizar el tiempo improductivo debido a la pérdida de conectividad de la red.

Muchos fabricantes consideran que la administración remota representa la solución más económica y productiva con respecto a los desafíos vinculados con la carencia de destrezas, la convergencia de OT/IT y la seguridad. El valor de un proveedor de confianza experimentado puede traducirse en la optimización de su red, infraestructura, activos y seguridad. Los servicios administrados de OT de Rockwell Automation proporcionan los servicios y asistencia técnica escalables que precisan los fabricantes para alcanzar el éxito y mantener la ventaja competitiva en este siempre cambiante sector industrial.

Coautor de este post: Ante I. Tomicic, Gerente de productos, Rockwell Automation.

 

Phillip Bush
Publicado 26 Febrero 2020 Por Phillip Bush, Product Manager, Rockwell Automation
  • Contacto:

Últimas noticias

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Suscríbase

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.