¿IIoT en la planta de fabricación? Hay una aplicación para ello

¿IIoT en la planta de fabricación? Hay una aplicación

Han pasado ya años desde que el famoso anuncio de televisión de un gigante de la tecnología de consumo ofreciera una variedad de escenarios y prometiera... “Hay una aplicación para eso”.

Desde entonces, la forma en que nos comunicamos ha cambiado, especialmente en grupo. Tomemos este ejemplo de un escenario familiar; y probablemente usted haga lo mismo sin siquiera pensar en ello.

Digamos que uno de los padres está preparando la cena, mientras un hijo adolescente hace los deberes en su habitación; y el otro padre ha ido a recoger a su hija adolescente después de practicar deporte.

Cuando el primero se da cuenta de que no tiene un ingrediente indispensable, el primer pensamiento antes de salir de la cocina para llamar a su hijo y a su cónyuge es publicar en la app de chat familiar:

“¡Ayuda! No tenemos ajo”.

Con un selfie revolviendo una cacerola de salsa putanesca para la pasta.

La hija en el coche transmite el problema al otro padre y responde en pocos segundos:

“Podemos parar en la tienda de camino a casa si todavía está abierta”.

Entonces, desde su habitación, pero claramente siguiendo el desastre que se desarrolla con un interés personal, el hijo manda un mensaje:

“Acabo de comprobarlo online; el supermercado está abierto hasta las 8 p.m. ¡Tienes tiempo, por favor, salva la cena!”

Y él incluye un enlace a los horarios de apertura del supermercado, una oferta de ajo, ¡y un listado completo de emojis (que nadie entiende)!

Y así, a partir de un mensaje, y sin necesidad de dejar desatendida la cacerola o apagar la cocción, el problema se resuelve. Usando las funciones de chat y de imagen de la plataforma abierta, el inmenso recurso de datos de la web y tirando de toda la familia en tiempo real, se salva la cena.

Tradicionalmente, la resolución de problemas en un entorno industrial es mucho más engorrosa. La identificación del problema no siempre es posible para la persona que lo encuentra, y obtener el profesional adecuado para identificarlo puede llevar tiempo. Claro que conseguir las herramientas o manuales adecuados; más aún; y ponerse en contacto por correo electrónico o teléfono con los ingenieros apropiados; más tiempo todavía. En pocas palabras, las fábricas tradicionales no siempre “salvan la putanesca” a tiempo, porque no son tan eficientes en la gestión de equipos como una familia moderna.

De hecho, no hay razón para que éste sea el caso, y uno de los aspectos más emocionantes de la conectividad mejorada y el uso de la tecnología de consumo en el entorno industrial es cómo las apps de estilo de vida están influyendo en el desarrollo de aplicaciones industriales que ofrecen un grado similar de movilidad y flexibilidad.

Los jóvenes son nativos digitales, y simplemente esperan que la vida esté plenamente conectada. Para los jóvenes en el entorno industrial, las aplicaciones pueden ofrecer un grado de independencia para abordar un problema, pero requieren las habilidades del resto del equipo, utilizando las funciones de vídeo, imagen y chat, así como el acceso instantáneo a los repositorios de información, para abordar problemas en tiempo real.

Aplicaciones que les permiten identificar y vincular el problema con la experiencia, los manuales y las habilidades para resolverlo, dondequiera que se encuentren esas soluciones. El uso de aplicaciones móviles de esta forma hace que los sistemas rígidos y los procesos asociados a entornos muy regulados parezcan mucho más ligeros y naturales; y puesto que funcionan independientemente de los sistemas de automatización y control, no requieren cambios en el equipo operativo, sólo saber cómo se opera el equipo.

Es el IIoT; ahora, y de muchas maneras, gracias a la adopción de tecnologías de consumo, ya sabemos cómo funciona. La mejor parte es observar las formas creativas en que la gente está aplicando la tecnología para enfrentarse a los desafíos de sus propios entornos.

Sean cuales sean sus necesidades específicas en torno a la movilidad sin fricción en el espacio industrial, probablemente haya una aplicación para ello.

Si aún no lo ha visto, eche un vistazo a nuestra propia aplicación FactoryTalk TeamOne desarrollada con nuestro partner Microsoft. Con la nueva funcionalidad que se agrega todo el tiempo, cambia rápidamente la forma en que se operan los sitios industriales.

Al igual que muchas de las apps de consumo que han cambiado la forma en que abordamos la vida cotidiana, es gratuita y disponible en las tiendas de aplicaciones de iTunes y Google Play.

Michel Huy
Publicado 23 Octubre 2017 Por Michel Huy, Director, Information Solutions, EMEA, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.