¿Ha pensado últimamente en sus centros de control de motores?

¿Ha pensado últimamente en sus MCC?

¿Qué desvela por las noches a los gerentes de planta?

Pues lo más seguro es que lo que los mantiene despiertos sea no estar seguros de si sus procesos de producción son lo suficientemente consistentes y fiables para asegurar la producción y la calidad.

Y, ¿dónde comprueban que todo funciona como debería hacerlo?

Probablemente en el núcleo de las operaciones: la sala de control de automatización. O, tal vez, si ya han comenzado su viaje hacia la Connected Enterprise, puedan consultar de forma remota las tendencias de rendimiento y de operación con sus dispositivos móviles de adquisición de datos.

Como es natural, acceder a estos datos puede tranquilizarlos, pero ¿existe algún otro equipo crítico cuyo funcionamiento no puedan observar?

¿Equipos ocultos que, en caso de fallar, podrían provocarles un verdadero problema (o algo peor) con pérdidas de producción y cuya reparación inmediata fuera difícil?

La mayoría de las plantas de fabricación tienen una fuerte dependencia de los motores eléctricos. Ya sean de velocidad fija o variable, suministran la fuerza que transporta, corta, mezcla, enfría, dosifica, airea, embala y, en general, que impulsa todos los procesos por los que deben pasar los productos antes de estar listos para su distribución y venta.

El control de la demanda de estos motores proviene del controlador programable de automatización (PAC, por sus siglas en inglés), pero el verdadero trabajo, el cambio real de la carga eléctrica lo lleva normalmente a cabo el centro de control de motores (MCC, por sus siglas en inglés).

Habitualmente, los MCC no están ubicados en la misma área que los equipos de control de automatización, sino en las plantas de las fábricas o en los armarios. Y hacen su trabajo en silencio (a veces no tanto, es cierto), aunque su peor enemigo puede ser, precisamente, su impresionante fiabilidad.

¿Por qué? Bueno, cuando algo funciona bien, lo normal es no prestarle atención y dar por descontado su trabajo. Una falta de atención que, a medida que pasan meses y años sin fallos, no deja de aumentar. El problema es que nada dura para siempre y cuando dejan de funcionar, el problema, en el mejor de los casos, puede ser una incomodidad y, en el peor, una verdadera catástrofe.

Aunque no tendría por qué ser así. Los MCC también pueden ser inteligentes. Pueden integrarse con una Connected Enterprise a través de Ethernet/IP y suministrar importante información sobre el estado, no solo de sí mismos, sino también de los motores y máquinas que alimentan de energía.

Pueden ofrecer tendencias sobre el uso energético y, a menudo, con mucha mayor granularidad que la monitorización energética convencional. Incluso pueden avisar antes de que se produzca una condición de error que ponga en marcha un disparo. Los MCC inteligentes pueden ser un activo fundamental en el mantenimiento predictivo de una planta completa.

Y no solo eso, además están diseñados para no necesitar un gran mantenimiento.

En caso de que existiera algún problema, un diseño compartimentalizado "Form 4" con conectores o ensamblajes extraíbles, por ejemplo, permitiría sustituir en segundos la pieza dañada.

Y, en ese caso, la "inteligencia" del MCC se encargaría de forma automática de la configuración y de los ajustes para sobrecarga.

Los MCC son básicos en cualquier instalación que utilice motores eléctricos. Casi todas las fábricas del mundo dependen de ellos. Suministran la potencia eléctrica y la protección necesarias para el funcionamiento seguro y fiable de los motores de la planta. Pero, ¿cuándo fue la última vez que pensó en ellos?

Y, si fueran más inteligentes, ¿no dormiría un poco mejor?

Jonathan Smith
Publicado 24 Septiembre 2018 Por Jonathan Smith, Field Business Leader, Drives, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.