El capital humano, clave en la transformación digital del sector industrial

El capital humano, clave en la digitalización industrial

El mundo industrial experimentó una primera revolución que introdujo la energía mecánica para ayudar al hombre a transformar la materia. La segunda revolución se caracterizó por el uso de energía eléctrica, con la implantación de las líneas de montaje y motores. En los años 1950, 1960 y 1970 aparecieron las máquinas de control digital, robots, autómatas y lógica programable. Esta tercera revolución promovió el surgimiento de la producción en masa a costes más bajos.

La conectividad de datos y dispositivos es el factor determinante de la Industria 4.0. Conectividad de software, equipos, datos, datos masivos para ser procesados y analizados para un uso comercial, ciberseguridad, se convierten en elementos esenciales que permiten aportar inteligencia al sistema de fabricación para dotarlo de una mayor adaptabilidad en la producción y de una gestión más eficaz de los recursos.

Esto es lo que define la cuarta revolución industrial. Los retos son enormes sin embargo estos cambios transformarán la sociedad y también al sector industrial en sus modelos de gestión, de negocio y de mano de obra.

En esta ocasión me detendré a analizar este último aspecto, el capital humano.

Según un reciente estudio de PwC sobre la Industria 4.0,  el 68% de las compañías industriales españolas están en un estadio de digitalización medio o bajo y un 32% en un nivel avanzado. De ellas, solo un 5% puede considerarse como líderes digitales. Es decir, que ya tienen plenamente digitalizada e integrada toda su cadena de valor: desde sus procesos de fabricación y sus operaciones, pasando por su capital humano, sus procesos comerciales y sus relaciones con clientes y proveedores.

La falta de personal cualificado es uno de los factores de este retraso, que afecta no solo al sector industrial sino al conjunto de la economía.

La industria 4.0, al contrario de lo que pueda parecer, no supondrá una destrucción de puestos de empleo, sino que incluso se crearán. En concreto, esta revolución supondrá la creación de 13.000 empleos netos solo en Cataluña en el año 2030 según datos del gobierno catalán.

Sin embargo, esta problemática no es nueva. Antiguamente los trenes iban con carbón y había muchos ferroviarios “caldereros”. Con los cambios tecnológicos, el perfil de ferroviario cambió desarrollando otras capacidades más ligadas al mantenimiento de los trenes.

En la industria de automatización, los primeros PLC fueron diseñados para ser usados por electricistas que podían aprender a programar los controladores en el trabajo. Estos PLC eran programados con "lógica de escalera". Los PLC modernos pueden ser programados de muchas formas, desde la lógica de escalera hasta lenguajes de programación tradicionales como el BASIC o C. Estos cambios han requerido igualmente una adaptación de los profesionales que trabajan en estas áreas.

Para maximizar el beneficio de la fabricación digital, las compañías necesitan funcionar como un ecosistema y dejar atrás el enfoque tradicional de silos. En este nuevo entorno, que viene marcado por la convergencia entre los sistemas de información (IT) y los sistemas de operación (OT) son necesarios perfiles especializados en data management, data security, data science, servicios en la nube, comunicaciones industriales o análisis de datos.

Se están creando nuevas profesiones y perfiles en este periodo de transición en el sector industrial como son el Lifecycle Digital Twin Architec, Digital Thread Engineer, Data Management Analyst, Digital Product Safety Systems Engineer o Information Scientist por citar solo alguno de los nuevos empleos.

Estas nuevas profesiones requieren de habilidades muy relacionadas con el análisis y tratamiento de datos, cloud computing, simulación, virtualización, inteligencia artificial, robótica, conectividad, seguridad y mantenimiento predictivo.

En este sentido Rockwell Automation está ofreciendo actualmente cursos especializados sobre infraestructuras de redes como Managing Industrial Networks with Cisco Networking Technologies (IMINS) y Managing Industrial Networks for Manufacturing with Cisco Technologies (IMINS2), además de otros programas de formación sobre comunicaciones industriales, ciberseguridad, virtualización o analítica de datos.

José Paredes
Publicado 2 Julio 2018 Por José Paredes, Director General, Rockwell Automation Iberia
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.