Acreditación TÜV – su significado personal y profesional

Homologación TÜV: ¿qué significa?

La acreditación TÜV es un auténtico viaje de descubrimientos. Incluso después de muchos años trabajando como ingeniero en el campo de la seguridad, el haber estudiado para pasar los exámenes TÜV y realizado las tareas del curso, me ha abierto completamente los ojos. Una de las cosas que he aprendido es el hecho de todo lo que desconocía y me faltaba por aprender.

Una vez que consigues la acreditación, te sientes como el centro de atención pero no se trata solo de una cuestión de ego interno. La gente te percibe de una manera diferente una vez que te conviertes en un ingeniero acreditado. Los colegas te pedirán tu opinión cada vez más, los directores te respetan y aprovechan tus amplios conocimientos y lo más importante, los clientes entran en un estado de tranquilidad al saber que cuentas con una acreditación de este nivel.

Existe un cierto halo de prestigio asociado al hecho de contar con este certificado; después de todo, formas parte de un club mundial de elite. Y no estoy siendo arrogante… los exámenes y las normas a seguir son muy difíciles de pasar. Sin un compromiso del cien por cien, no obtendrás la graduación. Recibí un email de un chico de la República Checa sobre el examen y los cursos comentando que eran más duros que su propia licenciatura.

Mirándolo desde una perspectiva profesional, considero que la acreditación TÜV es esencial si vas a intentar enseñar o vender conceptos de seguridad a otras personas. Es también ahora un requisito de Rockwell Automation, el ser capaz de mostrar competencia dentro del modelo de competencia interno que integra a los ingenieros de ventas, soporte técnico (interno y externo), consultores técnicos internacionales, ingenieros de campo y consultores de seguridad.

A escala mundial, podemos estar orgullosos de contar con 137 ingenieros de seguridad funcional certificados por TÜV Rheinland que abarcan maquinaria, sistemas instrumentados de seguridad (SIS) y hardware/software (HW/SW). De estos 137: 8 son expertos de seguridad funcional que cubren diversas disciplinas en todo el mundo y 56 de ellos están cualificados en maquinaria. De estos 56, 33 residen en la región EMEA. La competencia es la esencia aquí; y una buena manera de demostrarla es a través de la certificación TÜV – similar a como demostramos la integridad de nuestros productos a través de un certificado TÜV.

Siendo honestos, no hay mejor manera de demostrar competencia que con este tipo de acreditación. El consejo que doy a cualquier persona de este sector es que si quiere hablar de seguridad, se asegure de que habla con alguien que realmente sabe de seguridad, no solo porque le hayan dicho que saben sino porque TÜV dice que ellos saben de esto.

Los conocimientos que adquieres son también transferibles. He averiguado que la filosofía y aproximación que ahora utilizo para la investigación de soluciones de seguridad puede ser también aplicada a otras unidades de negocio. El currículum de seguridad funcional incluye un gran número de conceptos de gestión de seguridad que se pueden aplicar fácilmente en otros lugares.

Ya he alcanzado el nivel de experto en seguridad funcional y también he acordado con TÜV dirigir cursos técnicos de seguridad funcional: Introducción a Ingeniero de Seguridad Funcional e Ingeniero de Seguridad Funcional.  Estos son cursos acreditados, tanto de manera interna como externa, por lo que he conseguido lo que me había propuesto. Solo deseo que haya otro nivel por encima del de experto!

David Reade
Publicado 1 Diciembre 2017 Por David Reade, Business Development Consultant, Safety and Sensing, Rockwell Automation
  • Contacto:

Últimas noticias

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Suscríbase

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.