Hacia una fabricación flexible de dispositivos médicos

Hacia una fabricación flexible de dispositivos médicos

La demanda de dispositivos médicos desechables sigue creciendo a una velocidad impresionante, lo que, sin duda, constituye una buena noticia para los fabricantes de maquinaria que los distribuyen en el mercado. No obstante, estos mismos fabricantes presionan cada vez más a los OEM para conseguir equipos de ensamblaje y de procesamiento automatizados capaces de generar de una forma rápida y barata los dispositivos médicos de uso único, altamente especializados, que necesitan producir.

En pocas palabras, los fabricantes necesitan máquinas más flexibles que les permitan producir más variantes de sus productos en grandes volúmenes. Y, muy a menudo, también desean aumentar la producción dentro del espacio de fabricación que ya poseen. Objetivos ambos que pueden resultar difíciles de alcanzar con los sistemas de transporte convencionales. 

Las deficiencias de los sistemas tradicionales de transporte en cinta

La tecnología de diales rotativos o las cintas transportadoras con eslabones de precisión son los métodos de transporte más habituales en equipos de procesamiento tradicionales encargados de gestionar medicamentos, lentes de contacto y otros productos desechables.

Sin embargo, ambas opciones de transporte tienen limitaciones inherentes a todos los sistemas de transporte fijos y síncronos. Estos sistemas, basados como están en motores rotativos y movimiento indexado, están diseñados para avanzar a velocidad constante en una única dirección hacia las estaciones de procesamiento, siguiendo un camino predeterminado.

Por ejemplo, en un sistema con diales rotativos, cada 0,5 segundos la plataforma giratoria puede moverse 45 grados en dirección a la siguiente estación. Y siempre de ese modo. El sistema no puede ir hacia atrás ni tampoco enviar en una dirección diferente un producto que necesite otro tipo de procesamiento.

En caso de que sea necesario acomodar variantes de productos u operaciones diferentes en la cadena, habrá que añadir más estaciones de procesamiento, que funcionarán o no dependiendo del lote de productos que se maneje. Este enfoque no solo aumenta las dimensiones de la máquina, sino que también reduce la velocidad y la eficiencia globales, puesto que los productos deben pasar por estaciones inactivas.

Vídeo: Demo de la tecnología de transporte independiente

Además, estos sistemas dependen de cadenas, rodamientos, cintas de temporización y otros mecanismos que aumentan la complejidad, y la dificultad para su mantenimiento, a medida que el sistema crece.      

Hacia una tecnología de transporte independiente (ICT)

La tecnología de transporte independiente (ICT), basada en motores lineales, cambia el paradigma en la fabricación de dispositivos médicos desechables.

¿Cómo? La tecnología de motores lineales permite que los módulos de la cinta transportadora se configuren, creando una fuerza electromagnética que impulsa los transportes portadores de los productos mucho más rápido que los sistemas tradicionales.

Y, además, como la tecnología de transporte independiente utiliza muchas menos piezas móviles que los sistemas fijos convencionales, la complejidad y el mantenimiento de las máquinas son mínimos. Por otra parte, menos partes mecánicas también implican menos polvo generado por los componentes y menos residuos y rastros de aceite, una consideración a tener muy en cuenta en entornos limpios.

Y respecto a la maximización de la flexibilidad —y a la posibilidad de hacer más cosas en menos espacio— la tecnología modular de transporte independiente no tiene rival. Cada transporte (o mover) se mueve de forma independiente y es completamente programable y configurable. De este modo, es fácil incluir variaciones de tamaño y de ensamblaje durante el procesamiento.

Como se mueven de forma independiente, la velocidad a la que cada transporte (o mover) avanza hacia la siguiente estación de procesamiento depende del tiempo que le lleva completar el proceso y no del ritmo impuesto por el sistema de transporte. Además, estos movers pueden volver a la estación anterior si el procesamiento del lote lo requiere. O bien tomar un camino en paralelo —como en las salidas de las autopistas— para acomodar diferentes pasos en el proceso con un impacto mínimo en las dimensiones de la máquina.

Y no solo eso. La tecnología de transporte independiente se basa en establecer y mantener la posición de los movers en todo momento, por lo que, por cómo está diseñada, genera un registro de ruta y rastreo. Una característica que simplifica la validación y el cumplimiento normativo de los fabricantes de dispositivos médicos.

Los fabricantes de maquinaria que han incorporado la tecnología de transporte independiente han conseguido unos resultados impresionantes. Muchos de ellos han reducido las dimensiones de sus máquinas en un 50 por ciento o más o han mejorado el rendimiento en un porcentaje similar.

Descubre cómo el fabricante de maquinaria llave en mano Systematix ha utilizado la tecnología de transporte independiente para reducir costes y mejorar la flexibilidad sin aumentar por ello el espacio que su sistema de ensamblaje de dispositivos médicos necesita.

Si desea obtener más información sobre cómo la tecnología de transporte independiente puede optimizar las aplicaciones farmacéuticas y médicas, visite este webinar grabado.

Neil Bentley
Publicado 4 Diciembre 2018 Por Neil Bentley, Product Marketing Manager, Rockwell Automation
  • Contacto:

Blog

Queremos mantenerte al día con lo que está sucediendo en tu industria. El Blog de Rockwell Automation es una plataforma para nuestros empleados y bloggers invitados para compartir temas en tecnología y la industria.