La virtualización elimina la dependencia entre el sistema operativo y el hardware físico

Virtualización

Algunas de las preguntas que no dejan dormir a los ingenieros de control o a los expertos en Tecnología Informática (IT) es qué pasará si la computadora falla, si el software deja de funcionar o si ocurre una avería en la planta.

En ese momento habrá planes que solucionen los inconvenientes, pero el tiempo que demandaría ejecutarlos para arreglar el problema significará una parada en la producción que se traduce en miles o millones de dólares en pérdidas. Y es eso lo que ninguna empresa desea que ocurra.

Ante estos posibles escenarios existen procedimientos que asegurarán soluciones a futuros problemas y, además, sería menos costoso. Esto a través de la virtualización o digitalización de la fabricación.

¿Qué implican estos cambios? Rockwell Automation, proveedor estadounidense de automatización industrial y de soluciones de información, explica que la virtualización esencialmente elimina la dependencia entre el sistema operativo y el hardware físico.

Aquí le explicamos las ventajas:

Reduce los costos. Para funcionar en una máquina física es necesario comprar y utilizar diversas computadoras de escritorio y servidores. La virtualización ofrece un menor costo de propiedad ya que permite usar de manera compartida los recursos de un menor número de servidores y lo ayuda a reducir el espacio que se ocupa en las instalaciones. De hecho, puede conseguir una reducción de hasta el 74% del costo de propiedad.

Ofrece una mayor potencia de computación. Lo que le permite ejecutar varias aplicaciones en un solo servidor.

Ayuda a evitar el tiempo improductivo con su alta disponibilidad y tolerancia a fallos, además de poder implementarse y reemplazarse con rapidez.

Es escalable. Puede ampliarla o reducirla con facilidad según sea necesario.

Es más fácil de gestionar. Tanto si es usted y su departamento de IT quienes la gestionan, o si se encargan de ello los expertos en IT/OT de Rockwell Automation, los ambientes virtualizados son intrínsecamente más fáciles de gestionar que las alternativas. ¿Qué prefiere: gestionar 50 aplicaciones en 50 servidores o en tres servidores? Además, la virtualización le permite crear plantillas con las que ejecutar nuevos sistemas operativos.

Otra ventaja de la virtualización es la posibilidad de añadir redundancia, o ejecutar la misma aplicación en varios servidores como medida de seguridad por si falla un servidor. En un ambiente virtualizado, la redundancia se puede implementar mediante diferentes metodologías, desde hardware hasta hipervisores, para mitigar el riesgo de que fallen los distintos componentes.

Más espacio físico

Además de las ventajas señaladas, la migración a ambientes virtuales permite recuperar los espacios físicos ocupados por computadoras y servidores, cuyo costo de mantenimiento es elevado. Si siempre ha soñado con controlar desde un solo punto todos sus sistemas y aplicaciones de OT, la virtualización es una excelente manera de lograrlo. La migración es una tendencia que continuará sin duda, así que debería figurar en los planes para el futuro de todos los fabricantes.

Últimas noticias

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Suscríbase

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.