El e-learning merece la pena

El e-learning merece la pena

Desea demostrar su valía como empleado y trabajador, ayudar a la empresa a cumplir y superar las expectativas de producción y sentirse satisfecho con su trabajo. Sin embargo, en un entorno de trabajo donde la producción continua es la prioridad principal, y en el que existen numerosas distracciones cotidianas, ¿cómo es posible encontrar tiempo para formarse? Es especialmente difícil en muchas plantas donde el número de empleados es apenas suficiente debido a la escasez de personal cualificado.

Learn how you can prepare your workforce to combat the global skills gap.

Parece que nunca hay tiempo suficiente

Tendemos a posponer continuamente el momento de comenzar un programa de formación continua y ampliar las habilidades profesionales. Al fin y al cabo, el día solo tiene 24 horas que, entre el trabajo y el hogar, parece que ya no pueden dar más de sí.

Pero todos hemos tenido esos días malos en los que nuestra paciencia y conocimientos se ponen a prueba en situaciones de emergencia para las que nos gustaría haber estado mejor preparados. Cuando se produce una parada repentina en la línea de producción, el caos en la planta es inevitable. Y solo las personas que alguna vez han estado a cargo de poner la línea de nuevo en marcha saben el estrés y la presión que genera esta responsabilidad. Puede que también le resulte familiar la sensación de que podía haberlo hecho mejor si hubiera sabido cómo.

En el caso de los ingenieros de control, los directores de mantenimiento o los técnicos de mantenimiento, o bien sus conocimientos les capacitan y les aportan las habilidades necesarias para hacer su trabajo, o la falta de ellos les limita. Cuanto más sepa y sea capaz de hacer, mejor preparado estará para resolver imprevistos rápidamente. 

El paradigma está cambiando

La buena noticia es que ahora la formación está diseñada para adaptarse a su ajetreado ritmo de vida. El modelo tradicional que implicaba que el personal se trasladara a un aula para pasar allí horas o días enteros, además de dedicar tiempo a trámites burocráticos, está evolucionando. Gracias a la moderna tecnología, puede completar una valiosa formación en poco tiempo, donde le sea más cómodo. Esto es esencial, ya que los empleados solo disponen de un promedio de ocho minutos a la semana para la formación.

Aunque las clases prácticas impartidas por un profesor no van a desaparecer, ahora puede complementarse fácilmente con una formación más flexible, de fácil acceso y bajo demanda. Algunos términos cada vez más frecuentes son:

  • E-learning: el término «e-learning» incluye diferentes modalidades de formación, creando un enfoque híbrido y personalizable. En general, el e-learning facilita una formación accesible en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Microlearning: se refiere a módulos cortos que se centran en temas, productos y sistemas muy específicos. El microlearning puede ser una excelente manera de ofrecer cursos de repaso e introducir nuevos temas. A medida que las nuevas generaciones se incorporen a la vida laboral, será cada vez más importante que tengan acceso a opciones de e-learning que se ajusten a la forma en la que habitualmente consumen contenido.

El e-learning lleva su propio ritmo, lo que permite al alumno tener el control de esta experiencia. Pueden hacer una pausa, volver atrás o avanzar hasta encontrar la información que necesitan. Pueden volver a ver un módulo si necesitan asimilar el contenido de nuevo. Al igual que los servicios de streaming han cambiado la forma en la que vemos la televisión, el e-learning está cambiando el modo en que los empleados se forman.

Encuentre proveedores de e-learning de confianza

Cuando surgen dudas sobre quién era el actor de una película o sobre cómo preparar un postre, es fácil dejar que un motor de búsqueda encuentre la respuesta. Sin embargo, a la hora de formarse, no es recomendable utilizar un motor de búsqueda para encontrar respuestas en un foro o en las redes sociales. A la dificultad de verificar que se trate de una fuente legítima se le añade el hecho de que no es una formación oficial que puede incluir en su currículum. Además, puesto que el tiempo es algo tan valioso, ¿no sería mejor obtener la información directamente de la fuente en vez de emplearlo en búsquedas? Lo esencial es no hacer recortes en la formación cuando están en juego la seguridad en planta y la de los compañeros.

Ahora que ya está listo para embarcarse en el e-learning, ¿qué pasos debe seguir?

  1. Encontrar tiempo. Si sigue sin tener claro cómo sacar tiempo para formarse, empiece por reservar 10 minutos a la semana. Quizás en el descanso para comer o en un rato libre por la tarde. Al reservar un tiempo en el que dar prioridad al aprendizaje, se está dando prioridad a usted mismo, sentando las bases para la superación personal y aumentando la seguridad en el trabajo.  
  2. Hacer lo que cuadre mejor con sus circunstancias. Gracias a los numerosos tipos de formación disponibles, es posible elegir el tipo de aprendizaje y los cursos adecuados para cada persona.
  3. No dejar de aprender. El aprendizaje y el desarrollo son compromisos continuos que deben ir más allá de los módulos de e-learning. Continúe practicando, aumentando sus habilidades laborales y buscando formas de crecer.

 

 

 

Brian Fortney
Publicado 3 Septiembre 2019 Por Brian Fortney, Training Business Product Manager, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.