La Empresa Conectada ayuda a Rockwell Automation

La Empresa Conectada ayuda a Rockwell Automation

Desafío

  • Implementar MES global flexible y ágil para diverso portafolio de productos y variedad de procesos de fabricación
  • Reemplazar los sistemas ERP individuales y la aplicación personalizada con un sistema estandarizado que abarca todas las plantas

Soluciones

  • La Empresa Conectada (Connected Enterprise) – La cartera integrada de control e información de Rockwell Automation, incluyendo FactoryTalk®, el software ProductionCentre® y el software FactoryTalk® VantagePoint® de inteligencia de fabricación empresarial (EMI) - permite una plataforma de fabricación común, una visibilidad de rendimiento en tiempo real y una mejor toma de decisiones.

Resultados

  • Menor coste total de propiedad
  • Mayor tiempo para la comercialización
  • Desempeño mejorado
  • Gestión del riesgo empresarial

Este nuevo enfoque facilita una plataforma de fabricación común y la medición estandarizada del rendimiento en todas las plantas

Información general

Rockwell Automation es la mayor empresa del mundo dedicada a la fabricación de soluciones de automatización e información industrial. Ya sea trabajando con un productor de alimentos muy reconocido, con el principal procesador de aceite o el mayor fabricante de automóviles, Rockwell Automation ayuda a las empresas a mejorar sus procesos, reducir sus ineficiencias y aumentar la productividad.

Más allá de su soporte a algunos de los fabricantes y operadores industriales más reconocidos del mundo, no obstante, Rockwell Automation también es un fabricante. Alrededor de un tercio de los 22.000 empleados de la compañía trabajan en sus veinte plantas de fabricación en el mundo y gestionan un catálogo de artículos de cerca de 400.000 referencias. El producto medio de la empresa tiene una vida útil de veinte años, y la media de pedidos incluye 200 elementos de línea, con tiempos de entrega que van desde unos pocos días hasta varios meses.

En este contexto, Rockwell Automation aprovechó el poder de su propia información para ayudar a aumentar la visibilidad de estos entornos de producción complejos, apoyar una plataforma de fabricación común, y permitir una cadena de suministro reestructurada. La mejor manera de lograr esto era utilizar su portfolio integrado de control e información para converger sus Tecnologías de Información (IT) y de Operación (OT) en un único sistema que se extiende por todo el globo. El sistema permitiría así un nivel sin precedentes de conectividad, comunicación y colaboración en todas las ubicaciones.

Reto

Al igual que otros fabricantes con grandes carteras de productos y una presencia de fabricación mundial, Rockwell Automation utiliza una amplia gama de procesos en sus diferentes plantas. Cada una de ellas ejecutaba su propio sistema de planificación de recursos empresariales (ERP), sin que ninguno de ellos “hablara” con otro, mientras también usaba aplicaciones personalizadas que observan y analizan datos de la máquina de diferentes formas.

Rockwell Automation también quería establecer un sistema totalmente conectado que pudiera ser utilizado para rastrear y responder rápidamente a los problemas que surgieran en cualquier parte del mundo. Esto incluiría responder a un aumento de la demanda en una instalación por el incremento gradual de la producción en otra planta cercana o ajustarse a una ruptura con el proveedor de la red de suministro por trabajar con otro. La compañía también trató de reducir el número de solicitudes registradas a través de su mapeo de procesos de negocio. El gran número de productos y piezas que se producen había dado lugar a la existencia de cientos de aplicaciones. La amplia variación en los datos y los puntos E/S no sólo aumentaba el riesgo de error, sino también el tiempo necesario para entender los datos recogidos.

“Los desafíos a los que nos enfrentamos son compartidos por muchos fabricantes globales”, comenta John Nesi, vicepresidente de Desarrollo de Mercado. “Sabíamos que una estrategia en toda la empresa que conectara nuestras plantas nos daría una mejor visibilidad de nuestras operaciones, mejoraría la medición del rendimiento y las comparaciones entre las plantas, y apoyaría una mejor toma de decisiones usando datos buenos e indiscutibles”.

Solución

Rockwell Automation ha estado inmersa en un viaje de décadas para permitir una mejor toma de decisiones a partir de los datos de la empresa. Impulsado por una arquitectura de red Ethernet estándar y abierta que utiliza el protocolo de Internet, y por tecnologías de refuerzo claves como el Internet de las Cosas, la Empresa Conectada está ayudando a la compañía a evolucionar y avanzar en esa búsqueda.

La Empresa Conectada unifica los sistemas de IT y OT, proporcionando nuevas oportunidades para el acceso, control y provecho de los datos operacionales, de negocio y transaccionales a través de la empresa de un fabricante. “Desarrollamos un plan a cinco años para la reestructuración completa de las redes de instalaciones y proveedores en el inicio de este proyecto”, explica Nesi. “También creamos una guía bajo acuerdo mutuo desde la cual se debería ejecutar el plan, y nos pusimos metas para asegurarnos de que se mantenía o mejoraba la calidad que nuestros clientes esperaban”.

Establecer un sistema conectado en todo el mundo hacía necesario que Rockwell Automation cambiara su enfoque de infraestructura de red. La compañía decidió implementar EtherNet/IP™, una infraestructura de red estándar y abierta que permite la interoperabilidad segura entre redes corporativas de TI y aplicaciones industriales.

La compañía también sustituyó diversas herramientas ERP dispersas en sus fábricas de todo el mundo por un único ERP que podía administrar fácilmente sus múltiples sistemas a través de sus instalaciones globales. El nuevo sistema estandarizado proporciona procesos y puntos de referencia para medir constantemente el rendimiento en todas las instalaciones.

A la par con el nuevo ERP, Rockwell Automation puso en marcha un nuevo Manufacturing Execution Sistema (MES) para estandarizar los procesos en todos sus centros de producción. La compañía optó por utilizar su propio software FactoryTalk® ProductionCentre®, que utiliza un motor de flujo de trabajo extensible y un modelo operativo que puede crecer con las operaciones. La alta flexibilidad del software también encaja bien con los diversos estilos de fabricación necesarios para producir la amplia cartera de la compañía, que incluyen productos estándar, así como configuraciones y diseños a medida.

Rockwell Automation también desplegó su software de inteligencia de fabricación empresarial (EMI) FactoryTalk VantagePoint®, que monitoriza y registra los datos, y puede ayudar a detectar con precisión las tendencias de producción.

El sistema combinado de MES y EMI aporta información de cientos de aplicaciones en una ubicación centralizada; proporciona a los trabajadores información clara y procesable que pueden utilizar para hacer mejoras; y permite el análisis en tiempo real de los indicadores clave de rendimiento (KPI), como la calidad, el rendimiento de la producción y la gestión del flujo de trabajo.

Resultados

Rockwell Automation todavía se encuentra en proceso de implementación de la Empresa Conectada en todas sus plantas, pero la compañía ha experimentado numerosas mejoras desde el mismo momento en el que se ha implementado el nuevo sistema.

La empresa ha reducido su coste total de propiedad, disminuyendo los días de inventario de 120 a 82. También ha acelerado su tiempo de salida al mercado, con entregas de la cadena de suministro ahora de hasta el 96 por ciento y unos plazos de entrega reducidos a la mitad. Además, la compañía estima que ha experimentado una mejora anual en productividad de entre un 4 y un 5 por ciento.

La canalización de datos dentro y fuera del sistema ERP a través de la plataforma MES ha reducido continuamente los tiempos de resolución de problemas y apoyado operaciones más austeras. Como resultado de ello, se ha producido una mejora en la eficiencia de salida, fundamental para la rentabilidad de cualquier fabricante.

La compañía también ha trasladado los beneficios de la Empresa Conectada a sus clientes. La entrega a tiempo ha aumentado del 82 al 98 por ciento, y los defectos de partes por millón se han reducido a la mitad gracias a la mejora de la calidad.

Rockwell Automation tiene previsto poner en marcha el nuevo sistema en el 95 por ciento de sus instalaciones en los próximos dos años. Incluso entonces, la compañía todavía verá la Empresa Conectada como un esfuerzo constante que requerirá nuevos objetivos y el compromiso de mejora continua.

La Empresa Conectada es la revolución industrial del siglo XXI. Ofrece numerosas ventajas competitivas que serán imprescindibles para los fabricantes en los próximos años, incluyendo el descubrimiento de nuevas oportunidades para mejorar la producción mundial, impulsar los esfuerzos de sostenibilidad y aumentar la agilidad.


Los resultados antes mencionados son específicos para el uso de productos y servicios de Rockwell Automation por parte de este cliente junto con otros productos. Los resultados específicos pueden variar para otros clientes.


Contacto

Ofrecemos un excelente conocimiento y servicio para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.