Automatización industrial en el siglo XXI: de servicios reactivos a servicios proactivos de valor añadido

Automatización industrial en el siglo XXI

¿Qué valor añadido podemos ofrecer a nuestros clientes? Cualquiera que me conozca sabe que se trata de una pregunta que me viene a la cabeza muy a menudo.

Y tal vez la razón de esa pregunta sea mi trayectoria de 18 años en Rockwell Automation. Mi carrera profesional ha sido muy variada. He trabajado casi en todas las áreas del negocio, en cargos relacionados con productos concretos y también en otros de soluciones de ingeniería y de marketing. Este aprendizaje en diferentes campos del negocio ha sido crítico en mi desarrollo personal y me ha permitido comprender lo que buscan nuestros clientes.

Podcast Estado de la industria

Soy el responsable de los servicios de automatización industrial en EMEA. Y como tal, soy el responsable de un equipo muy grande que se extiende de oeste a este, desde Portugal a Ucrania, y de norte a sur, desde Rusia a Sudáfrica.

Para un ciudadano del mundo como yo, alguien que ha vivido en varios países en los últimos 20 años, se trata del trabajo perfecto. Por muchos motivos, además. En el cargo que ahora ocupo mi experiencia con toda nuestra cartera de productos y soluciones también ha sido importante, ya que ahora los servicios industriales han evolucionado y se han convertido en algo mucho más importante que la tradicional asistencia técnica para productos.

De hecho, para nuestros clientes el valor añadido potencial de los servicios de automatización industrial es mucho mayor ahora que los servicios de reparación, de suministro de piezas de repuesto o de asistencia técnica in situ, más tradicionales.

¿Cuál es entonces el panorama actual en los servicios y cuál será el panorama futuro?

Creo que, como primer texto de una serie completa que compartiré a través de este medio, sería un buen comienzo ofrecer una definición moderna de lo que consideramos servicios en el siglo XXI.

Mi colega Vladimir Obrazcov, escribió hace poco un artículo en la publicación británica Controls, Drives and Automation en el que explicaba que los servicios han llegado a la mayoría de edad en el seno de la Industria 4.0. En él ofrecía una muy buena explicación de cómo ahora los servicios pueden aportar las habilidades y la experiencia necesarias para implementar en cualquier sector las tecnologías de la cuarta revolución industrial: una buena manera de poner en perspectiva el panorama actual en cuanto a servicios.

Vladimir repasaba en su artículo las áreas críticas en las que dichos servicios se habían convertido en un valor añadido, como por ejemplo, en la monitorización y el análisis en tiempo real de las aplicaciones industriales, que pueden señalar dónde aplicar optimizaciones para mejorar el resultado neto.

Y esto solo es el comienzo. En el futuro estos servicios también incluirán otras áreas como la realidad aumentada (con aplicaciones servidas de forma remota, como ocurre con el gemelo digital) y la inteligencia artificial (que depende de los servicios remotos y el big data para el análisis avanzado).

Artículo de Vladimir Obrazcov en la publicación británica Controls, Drives and Automation

Estas áreas de desarrollo son fascinantes y están llamadas a cambiar drásticamente el modo en que interactuamos con las aplicaciones. De hecho, nuestro director de tecnología avanzada, Dave Vasko, analiza la capacidad que tienen de transformar por completo la industria en la conversación que mantiene con Neal Meldrum, jefe de estrategia corporativa de Microsoft, en esta edición de nuestro podcast Estado de la Industria, cuya escucha recomiendo vivamente.

Se trata de usos de los servicios cada vez de mayor importancia, sobre todo, si tenemos en cuenta el déficit de personal formado, la carencia global de profesionales STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) que están haciendo que la externalización de numerosas funciones, entre ellas, las que dependen de las habilidades en gestión de datos, tome un gran valor para la industria.

Sin embargo, a la hora de considerar el futuro de los servicios industriales, es necesario tener en muy cuenta el factor humano. Los servicios son parte fundamental de la promesa de nuestra empresa de “expandir las posibilidades humanas”.

Una promesa que también cumplimos gracias al enfoque que adoptamos con nuestro propio personal y el de nuestros clientes. En resumen, creemos que, independientemente de los avances en tecnología y de las posibles mejoras en la industria que consiga la automatización, el activo más valioso siempre será el personal. Una conclusión que me lleva de nuevo al comienzo: al desarrollo personal.

En Rockwell Automation, fomentamos trayectorias profesionales centradas en las personas y aplicamos ese enfoque a todo el personal que trabaja en los servicios industriales de EMEA. Animamos a todos a que nos ayuden a encontrar la trayectoria profesional más adecuada para ellos, incluyendo la adquisición de nuevas habilidades y el reciclaje de las que ya poseen en un crecimiento laboral en el que es necesario reinventarse constantemente.

Precisamente, esa reinvención es la que hace que trabajar en nuestro sector sea tan emocionante. Los trabajos para toda la vida son algo del pasado, pero los ciudadanos del mundo como yo no los echamos de menos.

La idea de desbloquear lo posible, un mundo con un desarrollo cada vez más rápido, es la que convierte el sector industrial en una excelente elección como destino laboral. Y siempre estamos en busca de nuevos talentos. Existe disponible más información sobre oportunidades laborales en todo el mundo con Rockwell Automation aquí, en nuestra página web global.

Marc Baret
Publicado Junio 3, 2019 Por Marc Baret, Director, EMEA industrial services, Rockwell Automation
  • Contacto:

Contacto

Rockwell Automation y nuestros socios ofrecen un excelente conocimiento para ayudarlo a diseñar, implementar y respaldar su inversión en automatización.

Últimas noticias

Suscríbase a Rockwell Automation y reciba las últimas noticias e información directamente en su bandeja de entrada.