Loading

Blog

Recent ActivityRecent Activity

¿Qué queda del mercado DCS?

Durante los últimos veinticinco años, y puesto que el rendimiento de los controladores de automatización se ha incrementado, los proveedores de Sistemas de Control Distribuido (DCS) han perdido cada vez más cuota de mercado. Sólo las industrias de procesos “puras”, tales como productos químicos ​​o petroquímicos pesados, se han mantenido fieles hasta el momento a DCS. Pero incluso ellos están empezando a cambiar de opinión. La prueba se encuentra en los últimos contratos obtenidos con Sistemas de Automatización de Procesos (PAS), que ya equipa a las industrias pesadas, como las fábricas de cemento o las plantas de biocombustibles.

Sistemas de Automatización de Procesos: lo mejor de ambos mundos

¿Qué factores han provocado que los controladores de automatización se hayan impuesto en todo tipo de industrias? Hablemos acerca de su rendimiento: un controlador moderno puede ejecutar algoritmos complejos con tiempos de ciclo diez veces más cortos que DCS. También está el argumento de la interoperabilidad. Un Controlador de Automatización Programable (PAC) cumple con los tres estándares principales de instrumentación, de modo que el usuario puede elegir entre Hart, Profibus PA, Foundation Fieldbus y, más recientemente, EtherNet/IP, sin estar limitados por las decisiones tomadas por el proveedor de DCS.

Sin embargo, en las plantas más críticas, esta interoperabilidad ha sido considerada durante mucho tiempo como una debilidad. Los directores de las plantas petroquímicas pensaron (y nadie lo negó) que un DCS “cerrado” era más seguro que una instalación en un programa de automatización y con un software SCADA corriendo juntos en paralelo.

Pero llegó PAS y esa idea cambió. Hoy, gracias a las herramientas de software, PAS puede cubrir todas las necesidades, desde el desarrollo de aplicaciones a SCADA. Incluso, ofrece funciones de regulación predictiva, capaces de anticipar las desviaciones en la producción. Por encima de todo,

PAS puede manejar aplicaciones adicionales, además del propio proceso. Hoy en día, la mayoría de las fábricas tienen que integrar las operaciones, como preparación de la receta, transporte y embalaje, además del proceso. Para todas estas plantas “híbridas”, PAS es la mejor opción. Con su regulación, posicionamiento, control de movimiento, tratamiento de E/S rápido, robótica e incluso capacidades de seguridad, los PAC constituyen un sistema único para toda la planta. Un único sistema sustituye un DCS, un PLC, un controlador de movimiento, un robot y un controlador de seguridad, con un solo entorno de desarrollo, una única base de datos, y sólo una red capaz de comunicarse con los más altos niveles de información de la compañía. Ahora entendemos por qué es más difícil que los DCS hagan frente a PAS, incluso en las industrias de procesos pesados.


Stanley A. Miller II
Stanley A. Miller II
Head of Content for Europe, Middle East and Africa, Rockwell Automation
Stanley A. Miller II
Subscribe

Subscribe to Rockwell Automation and receive the latest news, thought leadership and information directly to your inbox.

Recomendado para usted