Loading

Blog

Recent ActivityRecent Activity

Los retos al implementar la industria 4.0 y la Empresa Conectada

Han pasado apenas nueve meses desde que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo español presentara la iniciativa Industria Conectada 4.0 con el objetivo fundamental de acelerar la transformación digital en el sector industrial.

Esta iniciativa persigue un objetivo principal: aumentar el peso del sector industrial en la economía española, que ahora representa solo el 13% del PIB. Los expertos dicen que debería alcanzar el 20% como meta a conseguir por todos los estados europeos.

Otros países han tomado la delantera en la digitalización de su tejido industrial como Alemania, que lanzó la iniciativa Industria 4.0 hace cinco años en la feria de Hannover o Estados Unidos, que ya va por la segunda versión de la Advanced Manufacturing Partnership 2.0.

¿Pero dónde estamos nosotros? Con una inversión prevista por el gobierno en funciones de 97,5 millones de euros para este año 2016, el sector privado y público se ha tomado muy en serio esta iniciativa. Multitud de jornadas, presentaciones y eventos sobre la Industria 4.0 se desarrollan en las principales ciudades del país organizadas por diferentes suministradores, asociaciones y empresas del sector industrial.

Rockwell Automation está colaborando activamente a través de su visión de Empresa Conectada para hacer realidad esta transformación digital del sector industrial.

Esta estrategia de Rockwell Automation de Empresa Conectada permite aumentar la productividad y el valor de las fábricas alineándolo con las distintas iniciativas mundiales de Industria 4.0 (Alemania), Advanced Manufacturing Partnership 2.0 (EE.UU), Intelligent Manufacturing 2025 (China) o Industria Conectada 4.0 (España), entre otras. Pero Rockwell Automation, a diferencia de otras empresas u organismos, lo está enfocando no solo a la fábrica y al usuario final de la fábrica, sino también a todos los participantes en los proyectos de automatización y gestión de las fábricas: OEMs, integradores de sistemas, ingenierías, empresas finales.

Con esta visión de Empresa Conectada, trabajamos el intercambio de información entre las plataformas de Tecnologías de Operación (OT) y las plataformas de Tecnologías de Información (IT). Para ello estamos poniendo patente en toda la gama de productos de Rockwell Automation tanto de software como de hardware para que se pueda establecer el enlace entre ambos sistemas.

Es un reto interconectar los sistemas OT con los sistemas IT dado que son dos mundos que han estados separados tradicionalmente con personal con una formación diferente. Unos cuentan con una formación más de ingeniería y los otros con una preparación más informática además de que sus necesidades son diferentes: unos están ligados al tiempo real, la seguridad mientras que los otros al análisis de datos, transacciones, ciberseguridad.

Nuestra misión consiste en unir ambos mundos y crear estructuras conjuntas para conseguir esa integración. Con EtherNet/IP todo es más sencillo. Ahora es posible integrar todo tipo de soluciones de control, motion, seguridad pero también imágenes, sonido, video. Y en esa tarea estamos partiendo de la base que esa transformación ya la hemos implementado en nuestras propias fábricas. En 2005 pusimos en marcha nuestra propia transformación digital que ha acabado afectando todas nuestras fábricas distribuidas por diversos continentes. Y no solo hemos experimentado el reto de unir ambos mundos IT con OT sino que se han puesto sobre la mesa otros temas fundamentales como son la alineación estratégica organizacional de la empresa (necesidad de adaptar el personal existente a las nuevas tecnologías o contratar nuevo personal más especializado), buscar estándares, definir políticas de seguridad, adoptar nuevas tecnologías. No fue una tarea fácil teniendo en cuenta la diversidad de sistemas ERP diferentes que convivían en una misma fábrica y distintas líneas de fabricación con productos con ciclos de vida muy largos y otros con ciclos más cortos. Pero los beneficios obtenidos han sido muy importantes; tanto en reducción de inventario y capital, reducción de los plazos de entrega, reducción de las incidencias de calidad. En resumen hemos conseguido un incremento de productividad del 4 al 5% anual sostenido.

Una empresa multinacional del sector alimentario que tiene fábricas en España está igualmente implementando con éxito el modelo de Empresa Conectada con la ayuda de Rockwell Automation y otros OEMs. Con la adopción de esta estrategia, han comprobado una integración más rápida de las líneas de fabricación gracias a la estandarización del proceso en todo el mundo y a utilizar librerías de software totalmente estandarizadas. Esto ha redundado en una reducción del coste total de automatización, en un mejor uso de sus instalaciones y la gestión de estas líneas, además de reducir el riesgo empresarial.

El mercado está maduro para esta transformación. Tanto las personas como la tecnología ya están preparadas. Esto es lo que hemos comprobado en la última edición de la Automation University Special celebrada en Barcelona el pasado mes de abril.

Con más de 400 profesionales asistentes y 40 sesiones diferentes celebradas en dos días, pudimos comprobar el gran interés que despierta la visión de Empresa Conectada en la industria. Pese a que queda mucho camino por recorrer, se entiende que es un cambio necesario en el modelo de fabricación y que va a dejar un impacto profundo en los próximos años.



Antoni Rovira
Antoni Rovira
Integrated Architecture Manager, Rockwell Automation Iberia
Antoni Rovira
Subscribe

Subscribe to Rockwell Automation and receive the latest news, thought leadership and information directly to your inbox.

Recomendado para usted