Loading

Blog

Recent ActivityRecent Activity

¿Están preparadas para el futuro sus operaciones de trenes motrices?

Unas operaciones de fabricación flexibles y escalables pueden ayudarlo a adaptarse a la demanda y a los inevitables cambios en la tecnología

¿Cómo sería un mundo sin motores de combustión interna? Aunque la realidad actual es muy distinta, los cambios en la legislación y los hábitos de los consumidores están impulsando un cambio en esta dirección en todo el mundo.

Si la suya es una empresa nueva dedicada a los vehículos eléctricos, ya habrá dejado atrás los motores impulsados por combustible y estará trabajando para crear las flotas completamente eléctricas del futuro. Además, si es un fabricante de automóviles maduro, su viaje hacia la fabricación de vehículos completamente eléctricos probablemente sea largo y, para ello, primero deberá renovar sus operaciones existentes para poder incorporar los vehículos híbridos.

Los sistemas actuales de fabricación de trenes motrices son sofisticados, así que tanto si trabaja con trenes motrices eléctricos como con trenes propulsores híbridos, necesita lo mismo: operaciones de producción flexibles y escalables. No solo le ayudarán a ajustar la producción para adaptarse a la demanda de vehículos eléctricos o híbridos, sino que contribuirán a confirmar que está preparado para los futuros avances tecnológicos.

Hay tres elementos que debe incluir en su estrategia para que sus operaciones de trenes motrices o propulsores sean escalables y flexibles. Por tanto, le recomendamos lo siguiente:

1. Planta conectada

Los fabricantes de automóviles innovadores saben que los vehículos cambian y con ellos también debe cambiar la producción, por lo que están unificando sus operaciones de IT y fabricación para crear plantas más conectadas.

Gracias al flujo de información, las plantas conectadas pueden ponerse en marcha y funcionar mejor. En una planta conectada es posible medir y analizar prácticamente cualquier detalle de producción para que los operadores puedan tomar decisiones mejor fundamentadas. Los procesos se pueden simular para mejorar la capacitación y validar los cambios en las líneas antes de aplicarlos. Ahora puede combinar los aspectos físicos y digitales de sus operaciones para aumentar la eficiencia del personal y ver la producción desde nuevas perspectivas.

Además, las plantas conectadas pueden hacer algo más que mejorar la producción; pueden transformarla. Al conectarlo todo, desde el consumidor hasta los operadores de la planta, pasando por los proveedores, puede ofrecer lotes de una sola unidad, es decir, coches personalizados tan exclusivos como quienes van a conducirlos.

Para que estas posibilidades se hagan realidad, las plantas conectadas deben contar con una sólida base de red diseñada pensando en la confiabilidad, la escalabilidad y la seguridad. Para conectar a sus trabajadores y verificar que pueden consultar datos importantes en tiempo real es necesario integrar en las plantas tecnologías de la IoT industrial.

Para obtener ayuda en el diseño de operaciones conectadas, aproveche nuestros recursos gratuitos, como las guías de diseño de Converged Plantwide Ethernet (CPwE) creadas por Cisco y Rockwell Automation. Posteriormente, podrá trabajar junto con un proveedor de soluciones que le ayude a trazar su ruta exclusiva hacia una planta conectada.

2. Soluciones escalables y digitales

Imagínese un software capaz de convertir datos de producción sin procesar en información útil para los operadores. No es solo un ahorro de tiempo y dinero, sino realmente una necesidad para las actuales operaciones de la industria automotriz.

Sin embargo, muy a menudo los fabricantes de automóviles no se deciden a adoptar soluciones digitales y un software más moderno y avanzado. Como consecuencia, siguen utilizando soluciones desarrolladas internamente que no llegan a cumplir las necesidades operacionales o las expectativas de los clientes internos. Son difíciles de integrar con otros sistemas y tampoco es fácil escalarlas conforme cambian o evolucionan las operaciones.

Por tanto, es fundamental utilizar un software que pueda crecer rápidamente junto con sus operaciones.

El software de analítica escalable, por ejemplo, puede ayudarle a ser más eficiente a la hora de abordar los constantes cambios en las tecnologías de trenes motrices y propulsores. El software también ayuda a proteger la calidad de sus vehículos eléctricos o híbridos mediante el seguimiento de puntos críticos del proceso de producción, desde el uso de la materia prima hasta el ensamblaje de las baterías y el rendimiento del producto acabado.

El software de analítica también puede utilizar tecnologías nuevas y revolucionarias para cambiar la manera en que monitorea y gestiona la producción. Poder identificar y resolver los problemas antes de que ocurran es una de las principales ventajas de este software. Puede utilizar el aprendizaje de máquinas para predecir los resultados de la producción, como fallos de máquinas o problemas de calidad.

Además, el software de analítica puede incorporar la realidad aumentada (AR) para cambiar cómo los trabajadores llevan a cabo su trabajo en la planta. Un operador, por ejemplo, puede utilizar una tableta o unas gafas de AR para identificar las baterías problemáticas que se marcan digitalmente en el ambiente de AR. El operador sabrá así que hay que retirar estas baterías de la producción.

Un software de sistema de ejecución de fabricación (MES) escalable es igualmente esencial. Puede automatizar la recolección de datos y facilitar las decisiones en las operaciones de trenes motrices para mejorar la gestión de cuestiones complejas, en especial conforme sus servicios crecen o evolucionan.

Un MES puede gestionar la producción, desde el envío de la orden hasta el ensamblaje final, para así reducir los trabajos en curso. También puede comprobar que están disponibles los materiales necesarios para las secuencias de producción planificadas de forma que las líneas no se detengan, así como utilizar instrucciones obligatorias para asegurarse de que los operadores fabrican los vehículos según las especificaciones.

Un MES también le permite crear una genealogía digital para cada vehículo que puede seguirse y rastrearse tanto en su planta como en la cadena de suministro. Independientemente de la fase en la que se encuentre su producción, este nuevo sistema puede ayudarle a identificar, investigar y resolver posibles problemas de calidad y seguridad en sus vehículos.

3. Tecnologías flexibles de producción

Las ventas de vehículos híbridos y eléctricos están creciendo de manera sostenida y se espera que supondrán el 30 por ciento de las ventas de vehículos en 2025[1], por lo que necesita tecnologías de producción capaces de adaptarse al ritmo de la demanda.

Si la suya es una empresa nueva de vehículos eléctricos, necesita operaciones de trenes motrices que puedan pasar de una baja a una alta producción en función de la demanda.

Puede conseguirlo con el concepto de sistema de células de ensamblaje, que le permite crear líneas de ensamblaje flexibles y muy estandarizadas empleando máquinas que pueden funcionar hoy en modo semiautomático y pasar a uno completamente automático cuando la producción aumente.

Si es un fabricante de automóviles maduro, tal vez necesite operaciones de fabricación de trenes motrices más flexibles y modulares aptas para vehículos tanto tradicionales como híbridos. Las soluciones de automatización integradas y prediseñadas pueden ayudarle a crear operaciones de trenes motrices rápidas y flexibles.

Una solución de diseño y configuración basada en la automatización, como el Production Performance Builder (PPB) de Rockwell Automation, ayuda a proporcionar una mayor flexibilidad de la fabricación mediante una reconfiguración más rápida de las líneas. Normalmente, este proceso tardaría mucho tiempo, pero esta nueva solución permite reequilibrar y reconfigurar las líneas de trenes motrices en solo un día.

Para las plantas de ensamblaje de trenes motrices, una línea configurable permite lograr el equilibrio óptimo de la línea, incluso ante tecnologías en continuo cambio, más modelos en fabricación y variaciones en la capacidad. Esta nueva incorporación se traduce en menores costos operacionales globales y puede reducir los cuellos de botella de una línea. Además, para los proveedores de equipos de trenes motrices, una herramienta de diseño y configuración hace posible la repetibilidad de los diseños y un dimensionamiento adecuado del sistema desde el comienzo.

Fabricación pensada a futuro

Sabemos que algún día la mayoría de los vehículos que circulen por nuestras carreteras serán híbridos o completamente eléctricos. Sin embargo, hasta que llegue ese día, no sabemos cómo evolucionarán las preferencias de los clientes ni las tecnologías como las baterías y las celdas de combustible.

Si se adopta una estrategia de planta conectada y se utiliza un software escalable y tecnologías flexibles, será posible diseñar operaciones de fabricación de trenes motrices o trenes propulsores que sean flexibles y escalables, capaces de adaptarse a cualquier cambio y facilitar su viaje hacia un futuro completamente eléctrico.

¿Están sus operaciones de producción de trenes motrices y trenes propulsores preparadas para un futuro incierto? Visite nuestro sitio web para obtener más información sobre la fabricación de vehículos eléctricos y conocer cómo las soluciones de Rockwell Automation pueden ayudarle a prepararse para el futuro.

[1] Driving into 2025: The Future of Electric Vehicles, J.P. Morgan; 10 de octubre de 2018


Bill Sarver
Bill Sarver
Senior Consultant, Global Automotive Industry, Rockwell Automation
Subscribe

Subscribe to Rockwell Automation and receive the latest news, thought leadership and information directly to your inbox.

Recomendado para usted