Navegando por la selva de los estándares industriales de EEUU

La selva de los Estándares Industriales de EEUU

Parte I de la trilogía de las UL

Cada país tiene sus costumbres. Lo que nos puede parecer exótico a los europeos, es totalmente «normal» en otros países. Por ejemplo, la diferenciación entre componentes «Listed» (UL) y «Recognized» (UR). Para evitar posibles malentendidos, le ofrecemos a continuación unas pequeñas directrices para orientarse en la «selva de normas» estadounidense.

Está bien, lo admito: como empresa estadounidense, contamos con la considerable ventaja de ser una firma local en ese país. Nuestros colegas norteamericanos conocen bien su terreno. Están familiarizados con la intrincada normativa de allí y nos ayudan a dominarla. La expresión «selva» está totalmente justificada en este contexto, ya que en los Estados Unidos el mundo de las normas vigentes es tan denso como la vegetación tropical y no resulta sencillo de entender para los habituados a las normas IEC. Pero es factible, esa es la buena noticia. Con unas directrices breves pero precisas le ayudaremos a comprender desde ahora mismo lo que debe tener en cuenta para estar presente en el mercado estadounidense:

1) Las «tres grandes» disponen la organización general

Para el equipamiento de sus máquinas o cuadros de distribución, tenga en mente siempre la UL 508A (para armarios de distribución con una tensión de hasta 600 V en condiciones ambientales normales), la NFPA 79 (para máquinas industriales) y el National Electric Code (NEC) como base para todo lo que tenga que ver con la electricidad.

2) Ya se sabe: la excepción hace la regla

Esta máxima también se aplica aquí. En ciertas circunstancias, pueden encontrarse diversos requisitos adicionales en los "State Building Code" de cada estado. Es especialmente importante verificarlo en instalaciones nuevas de gran tamaño. En la mayoría de los casos, el propio cliente conoce bien qué aspectos deben tenerse en cuenta en el ámbito regional. En ciertos temas también tienen un papel fundamental el American National Standards Institute (ANSI), la National Electrical Manufacturers Association (NEMA) o la Occupational Safety and Health Administration (OSHA).

3) Tenga también en cuenta la normativa de fábrica

Sobre todo en las grandes empresas, es esencial el meticuloso cumplimiento de la normativa de fábrica (p. ej., los colores y el marcado de los cables). Preguntar antes es preferible a tener que lamentarse después y tal vez verse obligado a reequipar la fábrica.

4) Deje un margen de tiempo al planificar la puesta en marcha

Puesto que la legislación y, en parte, también las costumbres son diferentes en los Estados Unidos, especialmente los que empiezan a operar en este mercado deben contar con la ayuda de un buen «guía» que conozca bien las circunstancias locales y calcular un poco más de tiempo del habitual para la instalación y la puesta en marcha in situ. Suele ser útil colaborar con un socio local que conozca los requisitos de la zona y posea las licencias correspondientes, en especial en instalación y puesta en marcha de plantas.

5) En caso de duda, mejor «listed» que «recognized»

La marca de certificación UL/UR de Underwriter Laboratories es muy importante en Estados Unidos. Es preferible utilizar únicamente dispositivos que cuenten con estas marcas. Los dispositivos o instalaciones que cuentan con una marca de certificación del listado UL ofrecen la seguridad de garantizar que cumplen la normativa de los EE. UU. Debe actuarse con cautela en la ingeniería al utilizar productos que solo son «recognized», puesto que deben seguirse de forma exacta las Conditions of Acceptability (COA) del fabricante. Por último, un excelente consejo sobre el tema de la certificación UL: en este contexto, tenga en mente siempre que sea posible el lema «Si un sistema funciona, no lo cambie». Un cambio en una solución acreditada y ya aceptada por Underwriter Laboratories, podría terminar saliéndole muy caro, pudiendo producir innumerables discusiones o incluso inspecciones adicionales. Esto puede suceder incluso con supuestas «nimiedades», como un simple cambio de nombre de una combinación de productos incluida en la lista.

6) EE.UU. es el país de las posibilidades de voltaje casi ilimitadas

EE.UU. es una zona sin apenas cables neutros. Esto significa que prácticamente nada funciona sin transformadores de poste en las redes eléctricas locales. Por este motivo está disponible una gran cantidad de voltajes: de 120, 240, 480/460 a 600/575 V todo es posible, siendo la variante de 480/460 la más utilizada. Pero nada es fijo. Por eso es preciso aclarar los datos básicos en cada proyecto: el voltaje, la puesta a tierra y la red. En especial en las medidas de puesta a tierra, es posible llevarse una sorpresa desagradable y los descuidos en este sentido en ingeniería pueden provocar errores catastróficos y gastos adicionales.

7) Brevemente, terminamos con la primera parte de la trilogía de las UL

En los EE. UU., no puede prescindirse de las denominadas Short Circuit Current Ratings (SCCR). La resistencia a cortocircuitos de la instalación de conexión debe calcularse e indicarse en la placa de características.

Encuentre más información sobre las normativas para diseñar armarios de control para el mercado norteamericano aquí.

En breve, publicaremos la segunda parte de nuestra trilogía de UL.

Alois Marks
Posteado January 30, 2017 Por Alois Marks, Commercial Engineer Power & Control, Rockwell Automation, Österreich
  • Contacto :

Blog

Nuestros blogs facilitan que nuestros empleados y bloggers invitados puedan informarle sobre todas las novedades de la industria y facilitarle una panorámica sobre las últimas tendencias en tecnología.