La movilidad empieza a ser ya una realidad en las plantas

La movilidad es una realidad en las plantas de fabricación

Actualmente, en España, 8 de cada 10 personas dispone de un smartphone. En aeropuertos, centros comerciales o espacios públicos encontramos a usuarios que utilizan sus smartphones para llamar, consultar información o responder mensajes a través de alguna aplicación. Los teléfonos inteligentes, tabletas e incluso dispositivos portátiles, como smartwatches, se han convertido en omnipresentes ya que los consumidores se han acostumbrado a un nivel mucho mayor de conectividad y acceso a la información.

Con la adopción generalizada de estos dispositivos en el mercado de consumo, la progresión natural es que el sector industrial explore la posibilidad de adoptar smartphones, tablets y wearables en los entornos de fabricación.

Es importante tener en cuenta que hasta hace poco, uno de los factores que limitaba la introducción de estas tecnologías móviles en el sector industrial era el coste de implementación. De hecho, menos del 14% de los fabricantes han interconectado sus máquinas o sistemas productivos a su red corporativa según Industry Week.

Sin embargo, con la reducción del coste de interconexión de los terminales móviles con los sistemas de automatización y las nuevas tecnologías disponibles, la idea de usar un smartphone o tablet para recabar y acceder a información sobre las plantas de producción, se ha convertido en una posibilidad real.

Y es así como las empresas en España están comenzando poco a poco a utilizar las tecnologías móviles en entornos industriales, como parte de un proceso mayor de convergencia entre las tecnologías de operación (OT) y las tecnologías de información (IT). Se empiezan a utilizar aplicaciones móviles que permiten centralizar la gestión y la visualización de los datos de producción.

¿Pero qué ventajas reales puede experimentar una empresa con el uso de estas nuevas tecnologías móviles? Rockwell Automation ha identificado importantes mejoras en cuatro áreas críticas:

  • Productividad: Un entorno de producción conectado permite agilizar los flujos de trabajo, reducir las paradas no planificadas y los costes de mantenimiento.
  • Visualización: Gestión centralizada de aplicaciones. Obtener el contenido dónde lo necesite y visualizarlo en la forma y el dispositivo que desee.
  • Seguridad: Asegurando todas las comunicación entre clientes y servidores, integrando funcionalidades de autentificaciones para proporcionar acceso a la red exclusivamente a usuarios autorizados y encriptando las comunicaciones de los dispositivos móviles.
  • Movilidad: Ofrecer el contenido correcto a la persona indicada en el momento oportuno. Al integrar tecnologías de geolocalización, estas aplicaciones permiten el acceso móvil seguro de la persona adecuada a los contenidos y aplicaciones desde cualquier lugar.

En este sentido, en Rockwell Automation se está trabajando para desarrollar día a día soluciones móviles productivas que se adaptan a las necesidades del mercado como ThinManager y TeamONE, que permiten visualizar y gestionar informaciones desde el móvil además de ver datos de producción en tiempo real, interactuar con alarmas de máquina y solucionar problemas de dispositivos.

Dentro de la estrategia de Empresa Conectada de la compañía, el uso de las tecnologías móviles en la industria ayuda a aumentar la competitividad, permitiendo una mejor toma de decisiones.

La Industria 4.0 y la realización de la Smart Factory están sin duda ya al alcance de muchas empresas y una mayor integración de smartphones y tablets aumenta la accesibilidad y ayuda a dar grandes pasos hacia la consecución de estos dos objetivos.

José Paredes
Posteado June 12, 2017 Por José Paredes, Director General, Rockwell Automation Iberia
  • Contacto :

Blog

Queremos mantenerte al día con lo que está sucediendo en tu industria. El Blog de Rockwell Automation es una plataforma para nuestros empleados y bloggers invitados para compartir temas en tecnología y la industria.